Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

Archive for febrero 11th, 2008

nino.jpg 

he aca unos consejos para ayudar a sus hijos a comer mejor 

1 No obligar nunca a comer a un niño. Un adulto puede que se niegue a probar alimento en especial  por la moda o costumbres, pero a un niño aún no le pesan las normas sociales. Por tanto no se debe insistir en que el niño como algo a la fuerza.

2 Cuánta cantidad de comida es necesaria. Cada uno de nosotros necesita un aporte calórico distinto, razón por la que la alimentación no puede tomarse como una ciencia exacta. Algunos comen mucho y otros poco.¿Por qué entonces se intenta medir a los niños por la cantidad que consumen? Un niño de año y medio puede que necesite comer la misma cantidad que un bebé de nueve meses. Los mismos hermanos, comen diferente, inclusive hay diferencias entre varoncitos y mujercitas.

3 ¿Seguro que no come nada? Para la mayoría de los padres no comer nada significa que su hijo no ingiere lo que ellos creen que necesita. Quizá si su medida fuera medio plato en vez de uno repleto hasta el borde cambiaría su percepción.

4 Los que de verdad no comen. Las enfermedades y los celos provocan un rechazo a la comida que suele ser transitorio y una vez solucionado el problema regresa el apetito.

5 El trabajo de mamá. El regreso laboral de mamá origina en ciertos bebés una negativa a alimentarse si no lo hace su madre. Pueden no consumir nada en ocho horas y luego ponerse las botas cuando ella regresa.

6 Un asunto de honor. Los padres, sobre todo las madres, suelen vivir la inapetencia como un agravio personal. Otras consideran un deber llenar el estómago de su hijo. Al igual que un desprecio, la madre puede considerar que no les gusta lo que cocina.

7 Culpabilidad. Frustración y un terrible sentimiento de no saber cumplir como lo hicieron con ella, deprime a muchas madres para quienes la hora de la comida es un calvario.

8 Niños incomprendidos. Imagínese qué pensará su hijo. Él, que sólo cuenta con el cariño de sus padres, de repente se ve atacado por aquellos en quienes confía, que insisten en forzarlo cuando ya no le tiene más espacio en su cavidad gástricas y encima se enfadan y le gritan.

9 La prueba definitiva. Coma en proporción a lo que da a su hijo. Si el niño pesa 22 libras kilos e ingiere un plato, tráguese usted cinco o seis raciones. Seguro que revienta.

10 Pecho “for ever” y a libre demanda. La leche materna es el alimento más completo y nutritivo. Si el niño no pierde peso es conveniente alargar la lactancia hasta el año o los dos años. Siempre sin imposición de horarios, porque él ya lo pedirá cuando lo necesite.

11 Las papillas. Nunca se debe sustituir el pecho por la infundada creencia de que los cereales alimentan más. Cuando los niños ya degustan papillas (compotas) hay que saber que casi ninguno logra terminarse la medida recomendada porque es simplemente una orientación, no un dictado.

12 Horror a las verduras. El pequeño estómago de los niños admite pequeñas cantidades, o sea, muchas calorías en poco volumen. Las verduras contienen mucha fibra y escasas calorías, por lo que les llena pero no les sacia. Apenas unas cucharadas serán suficientes para que le saquen el gusto.

13 La papilla de frutas. Con las frutas viene a suceder lo mismo que con las verduras. Si el crío las rechaza pruebe a darle una manzana a mordiscos o una pera en trocitos, por ejemplo. Si es mayor de 7 meses puede agregarle un poco de sal para el gusto, y limón en algunos casos.

Mi niño no come
14 Respetar el sueño. Algunos padres dan sus hijos la pachita (el biberón) mientras éstos duermen y después se quejan de que no comen cuando están despiertos. ¡Pero si ya se han alimentado!15 Chucherías prohibidas. Al margen de que el niño coma o no coma, los dulces y las famosas chucherías sólo una vez al año para que no hagan daño. Frituras contienen mucha grasa y poca nutrición.

16 La crisis del año. Justo a los 12 meses se frena la velocidad de crecimiento y por tanto no precisan la misma cantidad de alimento. A partir de los cinco años aumentarán el gasto energético y las necesidades.

17 El perceptil. Las gráficas de peso deben ser mostradas consulta trs consulta por el Pediatra. Deben indicarles si el niños se encuentra dentro de lo normal o no. En cada país se elabora una distinta y nunca coinciden entre ellas. Para Guatemala y CentroAmérica se usan las Tablas NCHS o las nuevas tablas de la OMS.

18 Defensas infantiles. Los más pequeños se defienden ante la indigesta ofensiva paterna a base de hacer bola, escupir e incluso vomitar. Nunca se niegan por capricho. Evolutivamente los niños tienden a rechazar los sabores desconocidos por simple supervivencia.19 Un dragón llamado alergia. La alergia puede provocar la negativa del niño a ingerir ciertos alimentos como la leche, el gluten, el huevo o cualquier otro incompatible con su inmaduro organismo. Por eso es conveniente no obligar a comer. Este podría ser un síntoma de dicha Alergia, por lo que consulten al Pediatra.

20 Estimulantes del apetito. Los tónicos estimulantes contienen psicofármacos que actúan sobre el centro cerebral del apetito y su efecto desaparece en cuanto se deja el medicamento. Poco aconsejables salvo excepciones. Es preferible la manera natural de algunos medicamentos vitamínicos que contengan LISINA, por ejemplo.

21 Cómo introducir los alimentos. A partir de los seis meses se pueden ir probando nuevos sabores con gran precaución y muy lentamente. Algunos niños, dependiendo su crecimiento  y desarrollo podrán iniciar antes de los 6 meses.

22 Estrategias. No guardar la comida para la cena. Ponerle en el plato sólo lo que suela tomar aunque sean tres cucharadas, si tiene hambre pedirá más. Evitar los enojos y los sobornos. Recuerden que estamos acostumbrando al niño a comer cierta cantidad o medida.

23Vegetarianos. Cuando los padres son vegetarianos los niños pueden vivir perfectamente con una dieta ovo-lacto-vegetariana.

24 Acostumbrarse a comer de todo. Obligarle a comer un determinado alimento es la mejor forma de lograr que lo odie para el resto de su vida. Si no se le fuerza acabará probándolo.

25 Comer solo. Un niño se puede negar a comer porque quiere meterse él mismo el alimento en la boca y no se lo permiten. Aunque se estire la hora del almuerzo y ponga todo perdido es preferible concederles cierta independencia. Esto sucederá por lo general al año de vida. Déjenlos que experimenten con la textura de los alimentos, les aconsejo una alfombra plástica al rededor de la silla del bebe, ya que muchos alimentos terminaran en el suelo.

Déjenlos usar los cubiertos, de lo contrario se acostumbrará a que le den de comer y no aprenderá.

26. EVITEN LA TELEVISIÓN EN LAS COMIDAS

Procuren aprovechar el momento de la comida, para platicar con su bebé. igualmente pueden hacerlo papá y mamá, y cuando esten presentes abuelita y hermanos. Es un buen estimulo para aprender a hablar.

Anuncios

noticia_5322_normal.jpg 

Una de las consulta principales de los padres por vía telefónica o que es motivo de llevar a sus hijos al Pediatra, es el aparcimiento de FIEBRE.

Pero cuando se trata de Padres Primerisos y jóvenes, este síntoma puede ser desconcertante y aterrador, al ver por vez primera a su dulce angelito, de una manera tan diferente, al verlo coloradito y que no se le puede calmar.
Por tal motivo, he querido describir que es la TEMPERATURA NORMAL, como cuantificarla, que hacer con el niño con FIEBRE y cuando llamar de emergencia al Pediatra. 
¿Qué es una temperatura normal?
Una temperatura normal es más o menos 98.6°F (37,0°C) cuando la temperatura se toma por la boca. Las temperaturas rectales (se toman por el recto) usualmente son un grado Fahrenheit mayores que aquellas tomadas por la boca. Entonces, una temperatura normal es más o menos 99.6°F (37,56°C) cuando se tomar por el recto. Muchos médicos definen una fiebre como una temperatura oral por encima de 99.4°F (37,44°C) o una temperatura rectal mayor de 100.4°F (38,0°C).Una temperatura normal es más o menos 98.6°F (37,0°C) cuando la temperatura se toma por la boca. Las temperaturas rectales (se toman por el recto) usualmente son un grado Fahrenheit mayores que aquellas tomadas por la boca. Entonces, una temperatura normal es más o menos 99.6°F (37,56°C) cuando se tomar por el recto. Muchos médicos definen una fiebre como una temperatura oral por encima de 99.4°F (37,44°C) o una temperatura rectal mayor de 100.4°F (38,0°C).

¿Cómo tomarle la temperatura a mi niño?

La forma más exacta de tomarle la temperatura a su niño es por la boca o por el conduvot auditivo con un termómetro digital. En muchos casos solo se contará con termómetros rectales, por lo que esta puede resultar otra vía alterna para lograr el fin, pero no olvidar que en ese sitio la temperatura es 0.5 grados C mayor. En un niño menor de cuatro (4) años tome la temperatura rectal. En un niño mayor, tome la temperatura por la boca. En un niño de cualquier eda la tomara por el Oído.
  • Los termómetros de mercurio no deben usarse. El mercurio es una toxina para el medio ambiente y usted no quiere exponer a su familia e éste. Si usted tiene un termómetro de mercurio en su casa usted debe removerlo y usar un termómetro digital.
  • No envuelva a su bebé o a su niño demasiado apretado antes de tomarle la temperatura.
  • Nunca deje a su niño solo mientras le toma la temperatura.
  • Asegúrese de usar el termómetro correcto. Lea las instrucciones del empaque para ver si tiene un termómetro oral o rectal.
  • Si usted le está tomando la temperatura rectal a su niño , cubra la punta del termómetro con petrolato (nombre de marca: Vaseline) e introdúzcala media pulgada (1,25 cm) dentro del recto. Sostenga el termómetro quieto y no lo suelte. Cuando el termómetro suena quítelo y verifique la lectura digital.
  • Si le está tomando la temperatura a su niño por la boca, coloque la punta del termómetro debajo de la lengua y déjela ahí hasta que el termómetro suene. Quite el termómetro y verifique la lectura digital.
  • Después de terminar de usar el termómetro lávelo en agua fría y jabonosa.

¿Cuándo debo tratar de bajarle

la fiebre a mi niño?

Las fiebres son una señal de que el cuerpo está luchando contra una infección. La principal razón para tratar a su niño es para hacer que él o ella se sienta mejor. Cuando su niño está adolorido o irritable posiblemente usted quiera darle medicamento.

¿Cuánto medicamento se necesita

para bajar la fiebre?

Acetaminofen alivia el dolor y baja la fiebre. Cuánto acetaminofen su niño necesita depende del peso y de la edad de él o de ella, como se muestra en la tabla de abajo. Cuando la edad y el peso no concuerdan use el peso como guía principal. Las dosis en la tabla pueden ser un poco más altas de las que están en el empaque del medicamento. Si tiene alguna pregunta consulte con su Pediatra, no olviden que una sobre dosis puede ocasionar intoxicación y riesgo de muerte.
Hable con su Pediatra antes de darle ibuprofeno a su niño. El le dirá la dosis correcta para su niño. Este medicamento puede ocasionar irritación en la mucosa gastrica por lo que debe seguir al pie de la letra sus indicaciones,y de preferencia darlo después de haber ingerido alimentos.

Edad Peso Dosis de acetaminofeno
(cada 4 horas)
0-3 meses 6 -11 lbs (16,32 – 21,31 kg). Pregúntele a su Pediatra
4-11 meses 12 -17 lbs (16,32 – 21,31 kg). 80 mg
1 a 2 años 18 -23 lbs (16,32 – 21,31 kg). 120 mg
2 a 3 años 24 -35 lbs (16,32 – 21,31 kg). 160 mg
4 a 5 años 36 – 47 lbs (16,32 – 21,31 kg). 240 mg

El otro medicamento de mayor uso hoy en día, es el Diclofenaco Potásico. Hay escuelas que prefieren su uso después de los 12 meses de edad, pero con uso cuidadoso puede dar excelentes resultados. Al igual que el Ibuprofen puede ocasionar irritación gástrica. Su dosificación en niños menores es de 1 gota por kilogramo de peso, cada 8 horas. en niños mayores puede utilizarse las suspensiones y comprimidos de 25 mg, de acuerdo a edad y peso. 

Consejos acerca de cómo dar medicamento

  • No administre más de 5 dosis en un día
  • No le dé a un bebé menor de cuatro meses medicamento a menos que su médico de familia le diga que lo haga.
  • Lea los rótulos con cuidado. Asegúrese de que le está dando a su niño la cantidad correcta de medicamento.
  • Si está usando gotas llene el gotero hasta la marca.
  • Para jarabe líquido use un dispositivo para medir líquidos para asegurarse de que está dando la dosis correcta. 

¿Por qué no usar aspirina para bajarle la fiebre a mi niño?

En casos poco frecuentes la aspirina puede causar síndrome de Reye en niños que tienen gripe o varicela. El síndrome de Reye es una enfermedad grave capaz de causar la muerte. Puesto que puede ser difícil saber si su niño tiene una de estas infecciones es mejor no usar aspirina.

¿Existen otras maneras para ayudar a que mi niño se sienta mejor?

  • Dele a su niño líquidos en abundancia para prevenir la deshidratación (no tener suficiente líquido en el cuerpo) y ayudar a que el cuerpo se enfríe por su propia cuenta.
  • Mantenga a su niño quieto y callado.
  • Mantenga la temperatura ambiental más o menos entre 21°C y 23°C.
  • Vista a su hijo con pijamas delgadas de algodón de modo tal que el calor del cuerpo pueda escapar.
  • Si su niño tiene escalofrío, colóquele una cobija adicional pero quítesela cuando le pase el escalofrío.
  • Puede usa médios físicos como el agua para bajar la temperatura. Si es menor colóquelo en una bañerita con agua tibia y bañe su cuerpecito. A medida que el agua se vaya enfriando, irá bajando la temperatura de su hijo.

¿Un baño podría ayudar a bajarle la fiebre a mi niño?

Junto con el acetaminofeno, un baño con agua tibia puede ayudar a bajar la fiebre. Dé el acetaminofeno antes de dar el baño. Si el baño se da solo, es posible que su hijo comience a temblar a medida que su cuerpo trata de aumentar la temperatura nuevamente. Esto puede hacer que su niño se sienta peor. No utilice alcohol o agua fría para el baño.

¿Cuándo debería llamar al Pediatra?

Si su niño tiene cualquiera de las señas de alarma anotadas en el cuadro de abajo llame a su Pediatra lo antes posible.

Menos de un mes de nacido.
Llame al médico enseguida si la temperatura rectal de su bebé sobrepasa 38°C a pesar de que el bebé no parezca estar enfermo. Los bebés tan pequeños se pueden poner muy enfermos muy rápidamente.

De uno a tres meses de nacido.
Llame a su médico si su bebé tienen una temperatura de 38°C a pesar de que su bebé no parezca enfermo, o una temperatura de 37.5°C que ha durado más de 24 horas.

De tres meses de nacido o mayor.
Si su bebé tiene fiebre de 38.5°C fíjese en cómo él o ella actúa. Llame al Pediatra si la fiebre aumenta o si dura más de tres días. En niños de tres meses a dos años de edad, si la temperatura es de 38.8°C llame al Pediatra inclusive si su niño parece estar bien.

Llame al Pediatra si su niño tiene cualquiera de estas señas de alarma

  • Cambios en el comportamiento
  • Vómito o diarrea constante
  • Boca seca
  • Dolor de oído o si se hala el oído
  • Fiebre que aparece y desaparece durante varios días
  • Llanto fuerte seguido de pausa para tomar aliento y que se repite
  • Irritable
  • No tiene hambre
  • Pálido
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Erupción cutánea (“rash o ronchitas en todo el cuerpo”)
  • Articulaciones adoloridas o hinchadas
  • Dolor de garganta
  • Tensión en el cuello
  • Dolor de estómago
  • Se le hincha la parte blanda (fontanelas) de la cabeza
  • No responde o está sin fuerza
  • Hace ruidos como de silbidos al respirar (sibilancias) o tiene problemas para respirar
  • Lloriquea

Recuerde que conocer mejor el comportamiento de las enfermedades en sus hijos pueden salvarles la vida.

fuenteizq.jpg

La maduración nerviosa es condición indispensable para que pueda lograrse dicho control.

Alrededor de los 18 meses, el niño puede anticipar la sensación de pipí y/o decir que está mojado.

Sobre los 2 años, se inicia el control: primero de día, y algo más tarde de noche.

Alrededor de los 4 años debe haberse logrado.

No olvidemos que las edades son orientativas, pues todo depende de la maduración de cada niño.

ENURESIS FUNCIONAL

La Enuresis es la emisión no voluntaria de orina por el día o por la noche, a una edad en la que se espera que haya control al respecto, es decir, más allá de los 3-4 años.

La Enuresis puede ser:
primaria: si el niño nunca ha conseguido controlar su pipí.
secundaria: si, después de un período de control, no consigue volver a él.

diurna
nocturna
mixta: en ambos momentos del día

Hay una serie de factores que pueden predisponer al niño a padecer este trastorno:
– algún problema físico: una vejiga pequeña o de musculatura débil. es lo primero que habría que averiguar.
iniciar demasiado tarde el hábito del control del pipí; una vez pasada la edad óptima, alrededor de los 2 años, es más difícil.
circunstancias críticas emocionalmente (factor psicológico): nacimiento de un nuevo hermanito,…
factor hereditario: es frecuente que alguien de la familia haya tenido el mismo problema; si es así, es conveniente explicárselo al niño para darle seguridad.
– un ciclo del sueño muy profundo que le impide recibir el aviso de “vejiga llena”.
– padecer algún otro trastorno al que la enuresis va asociado.

Aunque suele mejorar espontáneamente con el paso del tiempo, es un tema que no debe ignorarse. El primer paso será determinar la causa del problema o el factor que lo ha podido desencadenar.

Nunca se debe ridiculizar ni castigar a un niño por este hecho, ya que ello muy al contrario de hacerle reaccionar, le puede provocar importantes problemas emocionales.

En algunos casos, se utiliza tratamiento farmacológico, pero suelen tener bastantes efectos secundarios, por lo cual no es muy aconsejable. Se aplican, asimismo, técnicas de aprendizaje al control, aparatos de alarma (pipi-stop),… según el caso

No olviden que los niños no son como nosotros los adultos, sus procesos mentales no son tan complejos, y muchas de las cosas que ven, escuchan y perciben, no las entienden tal cual son. Muchas veces sus temores o frustaciones, las pueden ver proyectadas en la aparición de ENURESIS.

Si su hijo o hija padece de estos síntomas, no tarde en consultar a su Pediatra. Juntos deberan ayudarle a resolver el problema.

DR. LUIS RUIZ

quimicos.jpg

JUGOS ARTIFICIALES DE NARANJA BEBIDA QUE NO DEBE BEBER LOS NIÑOS

Como Pediatra, veo con mucha preocupación que muchos padres compran para sus niños temibles bebidas tipo Jugo DE NARANJA, principalmente para las refacciones escolares. La considero totalmente inadecuada como alimento ya que contiene muchos aditivos químicos y colorantes que generan alergias, y azúcar, un carbohidrato simple que en exceso genera obesidad y trastornos metabólicos.

Viviendo en un país como Guatemala, con tanta cantidad de frutas frescas disponibles durante todo el año, resulta ilógico tener que comprar dicho producto y menos aún brindárselos a los niños.

Ingredientes del producto:

Agua pasteurizada, azúcar, concentrado de jugo de naranja, mandarina y limón, Aceite de maíz, regulador de acidez (E-330), estabilizantes (almidón modificado (E-415), (E-332)). Sabores naturales, Vitamina A y Vitamina C, preservantes (E212) y E-202), Colorantes (tartrazina y amarillo crepúsculo) y Antioxidante (EDTA) autorizados.

Sorprendente.

Vea bien qué es lo que consume usted y qué les da a sus hijos leyendo el contenido que aparece en la etiqueta de los alimentos. En este caso, el azúcar está antes que el concentrado de jugo, significa que hay mayor cantidad de azúcar que de concentrado; luego aparece Aceite de Maíz!!!! Lo demás son casi todos químicos añadidos: E330, E415, E332, E212, E202, tartrazina y otro colorante amarillo y EDTA. Según la lista de ingredientes la foto del producto debería tener azúcar y no naranjas ni limones. ¿Alguien la compraría si fuese así? Y ¿por qué necesita “sabores naturales” si ya tiene “concentrado de jugo de naranja, mandarina y limón”?

Considero muy importante la opinión de otros expertos en el cuidado de la salud de los niños y el cuidado de la nutrición sobre este tipo de productos en la alimentación infantil.

Recomendaría esta bebida a niños

No. El que los niños consuman esta bebida resulta totalmente inadecuado. No se le debe incluir como parte de su alimentación diaria ni como opción de lonchera escolar. El daño que provoca el consumo de esta bebida a corto, mediano o largo plazo resulta inaudito frente a la posibilidad del beneficio de brindarle a su hijo bebidas naturales hechas en casa o bebidas con un menor contenido de ingredientes artificiales y azúcar que aseguren el bienestar y el crecimiento óptimo de su hijo.

Este tipo de bebidas, como muchas otras bebidas envasadas, contiene un alto porcentaje de ingredientes artificiales como el amarillo Nº 5, denominado también tartrazina, que es altamente alérgeno sobre todo en personas sensibles. Además tiene entre sus ingredientes el antioxidante EDTA que, con el tiempo, disminuye la función de la barrera de los antioxidantes en el cuerpo.

Las personas con sobrepeso tampoco deben consumirlo por el alto contenido de azúcar y elevado aporte calórico, totalmente perjudicial para ellas.

Consume usted este producto

No. Ninguno de los nutricionistas que respondieron la encuesta consume ni consumiría nunca este producto. Sólo una de las encuestadas lo había consumido hace mucho tiempo en una oportunidad

Me gustaría que otros profesionales que tengan acceso a este artículo pudieran dejar plasmado sus comentarios al respecto

 por último quisiera agregar:

GUATEMALA: EL PARAÍSO DE LA COMIDA CHATARRA

“La principal causa de diabetes es el sobrepeso y la obesidad. En Guatemala hay 700.000 diabéticos. La diabetes es la principal causa de muerte en el país.”

“Las principales causas del sobrepeso y la obesidad son la comida chatarra y la falta de actividad física”

“En Guatemala el consumo de bebidas gaseosas aumentó un 60% en los últimos 14 años y bajó en 30% en consumo de frutas y verduras”

“En Guatemala no existe regulación a la publicidad de la comida chatarra, se vende en escuelas y no existe información en las etiquetas acerca del riesgo que significa su consumo”

Iniciemos una campaña por el bienestar y la salud de nuestros pacientes.

DR. LUIS ALFREDO RUIZ

PEDIATRA


febrero 2008
L M X J V S D
    Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

Blog Stats

  • 1.200.657 hits

Flickr Photos

Anuncios