Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

TELEVISIÓN Y LOS NIÑOS

Posted on: febrero 16, 2008

tele.jpg

El tiempo y los programas de la televisión

La televisión se ha convertido en uno de los pasatiempos más importantes y de mayor influencia en la vida de los niños. Los niños almacenan todo tipo de información que reciben, sean de la escuela, de sus padres, de un cuento… y por supuesto, de la televisión. Por esa razón, el hábito de ver la tele todos los días esta despertando una gran preocupación por parte de muchísimos padres sobre la calidad de los contenidos que están siendo asimilados por sus hijos, como también sobre qué postura deben tener delante de sus hijos cuanto a la costumbre de ver la tele. La televisión es una fuente efectiva para la formación de actitudes, adquisición de habilidades y la formación del comportamiento del niño. Es un medio de socialización. Los niños ven a la tele para distraerse, reducir las tensiones, y obtener información. Además, hay niños que ven la tele porque desde muy temprana edad les fue impuesta y a ellos no les queda otro remedio. Los Padres deben conocer los programas infantiles que sus hijos ven cuando ellos no estan por trabajo o bien otras ocupaciones. No deja que la niñera o encargada manipule la televisión, ni que deje a los niños ver programas de adultos (vilencia, sexo, novelas, etc)

La televisión no es la niñera o maestra…

La televisión es la actividad líder de los niños. El tiempo que ellos dedican a la tele varía en función de la edad, sexo, clase social y está directamente relacionado con el tiempo dedicado por los padres. Así que los padres deben ser un ejemplo. No es justo achacar a un solo medio de difusión de información y de entretenimiento, lo que puede también ser culpa de muchos padres. Si en el ambiente del hogar los padres tienen la costumbre de ver la tele, seguramente los niños les seguirán. En muchos hogares, la televisión ejerce el papel de compañía, una especie de “niñera”. Hay que estar atentos al hábito de ver la tele de los niños. Es necesario conocer más profunda y particularmente su terreno, para evitar que nuestros hijos adquieran conductas agresivas, erróneas,… aprendidas por imitación. No se puede olvidar que nuestros pequeños están iniciando su formación y que todo lo que vean, escuchen, y vivan, pesará sobre todo.

 

Efectos emocionales e influencia de la violencia en la TV para los niños

 Según algunas publicaciones del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos, la violencia expuesta en la televisión lleva al niño a desarrollar conductas agresivas. Gran parte de esas conductas son aprendidas a través de la observación y retenidas por largos espacios de tiempo. O como en los últimos años se han tenido casos, de adolescentes que hieren y mantan a compañeros y maestros en escuelas secundarias. La TV surte efecto en las áreas emocionales del niño. Influye en sus intereses y motivaciones, y en su formación integral. Cuanto más violencia vea el niño en la tele, menos sensibilidad emocional él tendrá ante la violencia, y pasará a usar la agresión como respuesta a las situaciones conflictivas.

Aparte de eso la observación de escenas de dolor, horror y sufrimiento resulta en sentimientos que son descargados en forma continua durante o después de la observación de programas de contenido violento. De contenidos violentos se pueden llamar a las escenas que impliquen la destrucción, lesiones o daño (físico y/o psicológico) a personas, animales o cosas. La acción de los actores, los movimientos de la cámara, el ritmo del montaje y el desarrollo de la escena de violencia constituyen una desproporcionada fuerza de impacto en la televisión, hasta el punto de que, en mayor o menor grado, se pueda tomar por real lo ficticio.

Pero, quitando la violencia, los niños también pueden aprender algo positivo de la televisión. Algunos valores sociales como la cooperación, la amabilidad con los demás y también algunos aspectos relacionados con su escolaridad. Todo dependerá de la orientación y control que tengan de sus padres. También el amor por los animales y aspectos ecológicos, tan necesarios en las nuevas generaciones para salvar al planeta. Y de acuerdo a nuestras creencias, se puede aprender Valores morales y espirituales.

 

Controlar el tiempo y el tipo de información que reciben los niños de la televisión

 

De los 4 a los 5 años de edad, los niños establecen hábitos permanentes y características emocionales, a través de la imitación y la identificación. La imitación es consciente, pero la identificación es inconsciente y ocurre por la adopción de pautas de conducta y actitudes de personas significativas para él.

Por esa razón, es necesario estar vigilantes cuanto a los efectos de la televisión en el niño y específicamente cuanto a la violencia televisiva. Escenas violentas pueden generar conductas agresivas en los niños, por el simple hecho de aprenderlas e imitarlas.
Si los padres están de acuerdo con que sus hijos vean la televisión, primero deben estar seguros de que sus hijos tengan experiencias positivas con la tele.

Los Padres deben ser compañeros de su hijo, ayudando y guiando a los niños delante de la televisión

– Asistiendo los programas de telévisión con ellos.

– Eligiendo programas apropiados para el nivel de desarrollo del niño.

– Poniendo límites a la cantidad de tiempo: no más que una o dos horas al día.

– Apagando la tele durante las horas de la comida y de los estudios.

– Apagando los programas que no les parezcan apropiados para su hijo.

– Evitando siempre los programas con violencia explícita. Las telenovelas, noticiarios, o dramas pueden causar sufrimientos innecesarios a un niño.

– Estimulando discusiones con sus hijos sobre lo que están viendo mientras miran a los programas juntos.

– Señalando el comportamiento positivo como la cooperación, la amistad, etc.

– Haciendo conexiones de lo que están viendo con situaciones reales o de estudio.

– Relacionando sus valores personales y familiares con los que ven en la televisión.

– Discutiendo con ellos sobre el papel de la publicidad y su influencia en lo que se compra.

– Estimulando al niño para que practique deportes, y se envuelva en pasatiempos y en estar con amigos de su misma edad.

– No permitiendo a niños con edad inferior a los 2 años a que miren la televisión.

– Grabando programas de calidad para verlos en otro momento.

– Bloquee los canales nocivos para los niños. Solamente encender la tele para mirar algún programa específico.

– Creando el hábito de apagar la televisión cuando se termina el programa.

– Evitando a los dibujos animados que muestren a sus personajes sufriendo. Eso es muy común en las grandes películas de dibujos animados, en las que el niño se angustia al identificarse con el personaje. No hay evidencia de beneficios en que un niño sufra al ver una película infantil.
– Haciéndoles saber que los personajes en las películas son desempeñados por actores y no por personas reales.

 

Televisión sín límites no es lo ideal

 

Cada vez los niños pasan más tiempo delante de la televisión. De hecho, la televisión en España se ha convertido en la primera alternativa de ocio infantil: el 30% de los niños, según una investigación del Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas de la Universidad de Valencia, afirma que lo primero que hacen nada más llegar a casa es encender la televisión, un porcentaje que queda muy por encima de los que escuchan música (13%), leen (10%), o juegan con sus hermanos o amigos (18%). Puede volverles antisociales.

– Los niños entre 4 y 12 años pasan al año 960 horas en el colegio: prácticamente las mismas horas que ante el televisor.

– En España, 750.000 niños ven TV después de las 10 de la noche y 20.000 después de las 00:00.

– Del tiempo total que pasan los niños viendo televisión solamente un 25% corresponde a programas infantiles.

– Dos de cada tres padres españoles reconocen abiertamente a los encuestadotes del CIS que no controlan lo que ven sus hijos.

– Sólo el 30 por ciento de los padres españoles ven siempre o casi siempre la TV con sus hijos.

– El 31,3% de los niños entre 4 y 12 años tienen televisor en sus cuarto.

– En países como Guatemala o Centro América, el niño esta acostumbrado a ver Televisión por cable, exponiendose a canales supuestamente infantiles, con programas por la tarde y noche, con contenidos de adultos. De lo contrario los padres acostumbran ver telenovelas o noticias con sus hijos pequeños y adolescentes, sin percatarse que estos transmiten escenas violentas o difíciles de captar en su totalidad por el proceso mental de su edad, llegando a casos extremos de que niños principian con TERRORES NOCTURNOS, PESADILLA O ENURESIS (orinarse en la cama).

Y en otros casos, los anuncios que aparecen en canales infantiles, son un bombardeo de mercadotecnia para convertirlos en futuros compradores, esto es Consumismo proyectado, a compara alimentos y juguetes.

Guía para educar los niños 

Para ver la televisión y entenderla, hay que conocerla. Aprende a verla y enseña a tu hijo. Seleccionamos algunas prácticas saludables para aprender a ver la televisión:

– Los padres deben tomar conciencia de que hay contenidos de televisión que pueden ser inadecuados para los niños, y asumir la responsabilidad de elegir los más idóneos para cada edad.

– Es importante ver la televisión con los hijos, y aprovechar el potencial que tienen para crear una comunicación familiar en torno a los programas y sus contenidos.

– Es conveniente explicar al niño la diferencia entre realidad y ficción, vincular los actos a las consecuencias, y contrarrestar todo aquello que atente contra valores elementales.

– Los padres deben controlar el tiempo que los niños ven la televisión, y ser un referente para ellos.

– A veces, no sólo puede ser contraproducente lo que ven los niños, sino lo que ven los niños que ven los padres. Consumir televisión de manera ilimitada y sin críticas, no es el mejor ejemplo.

– Es necesario que padres y profesores conozcan la programación y mantengan una actitud crítica respecto a los programas que promueven estereotipos y modelos sociales inadecuados para los más jóvenes.

– La televisión no es madre ni niñera; se debe evitar la tentación de acudir a ella como única forma de entretenimiento o diversión.

– Antes de encender la tele, es importante saber lo que se va a ver, y no encender la tele para ver lo que hay… Y saber cuándo apagarla.

– Intentemos que la televisión no sea el centro del hogar; no debe ser la única que hable, sino un lugar de encuentro y comunicación del entorno familiar.

– Cuando los niños ven la televisión en su cuarto, disminuye la capacidad de los padres para supervisar los contenidos.

– Los niños deben aprender a ver la publicidad. Son los padres y los educadores los que deben enseñar a los más jóvenes la realidad del mundo comercial.

– La televisión no debe utilizarse nunca como premio o castigo. Al hacerlo, la erigimos en árbitro de la vida familiar y transmitimos al niño una idea equivocada sobre su verdadera entidad.

– Los niños tienen que dormir. La televisión no debe interferir en los horarios de sueño de nuestros hijos en los que, además, se concentran los contenidos menos indicados.

– Se deben buscar puentes entre la televisión y la escuela: recuperar la educación audiovisual y elaborar materiales didácticos para hacer de la televisión una fuente de conocimiento.

– El niño vive en un entorno audiovisual que puede ser determinante en su formación. Y hay que aprender a utilizar el enorme potencial que tiene la televisión para la educación o entretenimiento de nuestros hijos.

Anuncios

1 Response to "TELEVISIÓN Y LOS NIÑOS"

La crisis económica mundial es una oportunidad para aprender a ser moderado en los gastos y enseñarlo a los hijos. Creo que en la propia familia es donde aprendes a llevar una vida sencilla evitando caer en un consumismo materialista absurdo. Sólo con el ejemplo se puede enseñar a los hijos a ser sobrios en los gastos: esto es sacrificado para los padres, pero merece la pena.
Un saludo desde Granada (España).

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: