Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

Archive for marzo 16th, 2008

ninos_piscina.jpg

QUERIDOS PADRES DE FAMILIA:

EN ESTÁ ÉPOCA DE VERANO, YA SEA POR MOTIVOS DE PASEOS O EN EL MISMO COLEGIO A LA HORA DEL RECREO, SUS HIJOS SEVERAN EXPUESTOS AL SOL. POR LO QUE HE QUERIDO COMPARTIRLES ESTOS CONSEJOS Y ADVERTENCIAS SOBRE LA EXPOSICIÓN AL SOL.

DR LUIS RUIZ 

Efectos del sol en la playa

La llegada de días soleados y con buen tiempo nos obliga a pasar más horas al aaire libre, sobre todo cuando hablamos de los niños, muchos de los cuales se exponen sin ddemasiada protección ya sea en la playa o en la piscina que tienen en el patio de su casa.
¿Cuáles son los riesgos de la exposición al sol en las pieles infantiles?


1.- Doctor Barreda ¿Es necesario que los niños se expongan al sol?
El sol es un buen amigo siempre que no abusemos de su compañía. Tomado en pequeñas dosis (15 minutos diarios son suficiente) estimula la síntesis de vitamina D, previene el raquitismo, fortalece las defensas y favorece el buen humor.

Solamente en los últimos años se ha detectado la especial importancia de la protección contra la radiación solar en los niños. Debemos considerar que los niños permanecen mas tiempo al aire libre que los adultos, por lo que están expuestos tres veces mas a la radiación ultravioleta. Aún mas los niños normalmente están expuestos a la radiación de mediodía, considerada como la más dañina. A pesar de la mayor conciencia acerca de los peligros de la exposición, la utilización de protectores solares por parte de los niños no es regular. Estudios serio dicen que entre el 50 al 80% de la exposición solar de toda la vida se da antes de los 18.
No debemos olvidar los efectos benéficos del sol, pero debe inculcarse una saludable amistad tomando todas las precauciones posibles.

¿De ser así a partir de qué edad pueden hacerlo con mayor seguridad?
Los niños menores de seis meses carecen de la capacidad natural de la piel para defenderse del sol y pueden desarrollar quemaduras solares graves y de severas consecuencias tanto aguda como en el largo plazo.
Naturalmente estamos hablando del sol directo, del sol de mediodía, del sol reflejado por arena de playa, por cemento o y por nieve.
Tal como muchos de los órganos de los niños, la piel infantil se encuentra en un proceso de maduración, por lo que aun no se han desarrollado a cabalidad todos los mecanismos de adaptación y protección:

Entre ellos el grosor de la piel, cantidad de melanina.
La función de las glándula sudoríparas es muy reducido por lo que la superficie de la piel comparado con los adultos es menos resistente
La función de barrera de la capa más externa es débil y por lo tanto más expuesta a las lesiones.

2.- Habitualmente uno cree que el problema del sol, lo tienen solo aquellas personas que van a la playa o están en las piscinas expuestos al sol directamente…pero en verano muchos niños aumentan sus actividades al aire libre.

¿Qué pasa con el sol que toman los niños mientras juegan en el patio del colegio, las clases de educación física, las excursiones escolares y otras actividades igual hay que protegerse?

Se debe evitar la exposición durante las llamadas horas ardientes (cuando el sol es mas peligroso) que van desde las 11 a las 17 horas, y tener en cuenta que por cada 300 metros sobre el nivel del mar, los rayos del sol queman un 4% mas.. Los días nublados no hay que confiarse: los rayos UVB llegan hasta un 90% y es mas fácil quemarse, porque hace menos calor, que es la señal de peligro. Algo parecido sucede los días de viento, que además reseca la piel dejándola expuesta a las quemaduras.

En nuestro país se cae en un error de que la hora de máximo sol es a mediodía como ocurre en el Ecuador, en nuestro país es alrededor de dos horas mas tarde, hora por lo tanto de mayor radiación y precaución. Incluso un consejo actual muy útil, es que cada persona evalúe su exposición al sol a través de la sombra que proyecta su cuerpo, mientras menor sea esta, mayor es el riesgo.

Contestando de esta forma la pregunta: los niños igual deben protegerse a diario de los problemas que acarrea el sol en exceso.

3.- Doctor sabemos sin embargo que el sol en los adultos no afecta de la misma forma a todas las pieles.
¿En el caso de los niños de piel más morena ellos están más “protegidos del sol” o igual por ser niños hay que tener las mismas restricciones?

En los niños lo primero que hay que considerar son los riesgos potenciales a raíz de la inmadurez de la piel y de los mecanismos de defensa, eso se traduce, en una piel mas delgada, menos sudor, mas o menos melanina lo que da el color de la piel, mecanismos anti-radicales libres y mecanismos inmunitarios. De tal suerte que se deberán tomar las providencia en conjunto y siempre eligiendo una mezcla de filtro y pantalla a un nivel de Factor 30 como mínimo en las primeras exposiciones.

4.- Veamos ahora los problemas que puede causar una prolongada exposición al sol…
¿Doctor cuáles son los síntomas más habituales de la insolación?

Síntomas Insolación
. Vómitos
. Dolor de Cabeza
. Llanto
. Signos de Deshidratación
. Piel Roja
. Piel Hinchada
. Ampollas y/o Vesículas en la Piel

Agotamiento
¿El hecho que un niño juegue al sol largo rato, usando un bloqueador solar de buena calidad, evita la insolación?
Los riesgos frente a la exposición exagerada al sol y no tomando todas las medidas adecuada, se traducen en lesiones a distintos niveles de gravedad: Lesión de quemadura en diversos grados.

Lesión de daño a futuro con envejecimiento prematuro. Y riesgo de Cáncer en el largo plazo.
Signos evidentes de deshidratación con todo lo que ello significa y el famoso “golpe de calor” o insolación aguda que no es más que la suma de lo anteriormente expuesto con un fuerte compromiso neurológico y riesgo de vitalidad.

De tal suerte que no solo basta el uso de un bloqueador sino de un buen bloqueador y todas las medidas accesoria tan o mas importantes que el producto mismo.

¿Qué pasa con los niños que pasan mucho tiempo jugando dentro del agua? ¿Los afecta de la misma forma el sol?
Los rayos ultravioletas penetran el agua hasta una buena profundidad. Por ellos es además importante la aplicación de productos resistentes al agua para proteger incluso durante las inmersiones en el agua, además no se debe olvidar que una vez fuera del agua los menores deben ser secados, puestos que las gotas de agua sobre la piel son verdaderas lupas que intensifican la acción dañina de los rayos solares.

5.- ¿Cómo se ve una piel infantil dañada por el sol?
Las quemaduras que es uno de los daños mas frecuentes por el sol, sobretodo en los niños tienen dos formas de presentación:

Color rojo o rosado brillante, seca. Al comprimirla se obtiene un blanqueo que desaparece rápidamente al liberar la presión., en la cual hay dolor, molestias y luego se hace progresivamente una picazón.

Con formación de ampollas, en que la piel se observa de un color rojo intenso con ampollas que pueden permanecer intactas o romperse fácilmente por traumatismos leves. Existe dolor que puede llegar a ser intenso y toma algo mas profundo la piel pero siempre sin secuela en su evolución, con un aumento de la pigmentación en forma temporal y con un tiempo de sanar que fluctúa entre los 7 a los 10 días.

A modo de resumen: los rayos UVA activan las etapas iniciales de la melanina, el pigmento que broncea la piel, el mito de que la piel no se broncea si se usan cremas con alta protección es falso. Lo que ocurre es que el bronceado se adquiere mas lentamente, pero del día 13 al 21 (tiempo que tarda en llegar hasta la superficie de la piel la melanina fabricada), cada persona consigue el tono que puede, según el color natural de la piel. Aunque, eso si, sin quemarse ni exponerse a daños irreversibles.

6.- ¿Cuáles son las primeras medidas a tomar con un niño que está insolado? ¿Sirven de algo los datos caseros que conocemos para estos casos (pepino, tomates, etc)

Estos signos si no son atendidos a la brevedad pueden agravarse y correr riesgos de vitalidad, luego bastara con sacar a un lugar fresco y bien ventilado, quitar toda la ropa y mantenerlo tendido, aplicando compresas frías en la cabeza y el cuello, adecuando la posición en caso de vómitos o perdida de conciencia y solicitar asistencia medica de inmediato aunque parezca que evoluciona favorablemente

7.- Pero sin duda lo más importante doctor es prevenir. ¿Cuáles son las medidas más importantes a tomar para evitar que nuestros hijos pasen un mal rato debido al sol?
Los lactantes y niños pequeños no deben ser expuestos a radiación solar directa.
Evitar el sol de mediodía (11 a 16 horas)
Tener en cuenta el tiempo y frecuencia de exposición al sol , adecuados para cada tipo de piel.

Es importante acostumbrar paulatinamente la piel al sol en cada temporada.
Recordar que una doble aplicación no prolonga el tiempo máximo posible de exposición al sol.
Repasar la aplicación del producto si al secarlos con la toalla se ha retirado el protector.
La mejor protección solar se logra con una vestimenta adecuada ( de fibras naturales como el algodón. etc..)

No olvidar el gorro y lentes de sol.


Proteger a los niños con filtros solares especializados Que tengan un factor de protección alto, que sea resistente al agua y ofrezca una adecuada protección contra los rayos UVA y UVB.
Evitar productos que contengan sustancias que puedan resultar irritantes o causar alergias (colorantes, perfumes, etc..)

Aplicar el protector solar 30 minutos antes de la exposición solar.
Proteger las áreas expuestas y sensibles del cuerpo (cara , manos, orejas, cuello. etc..) con productos adecuados.
Importante: aunque el día este nublado o se permanezca bajo un quitasol, la radiación solar igual puede dañar la piel.

Anuncios

ch5170.jpgdermatopica1.jpe

La Dermatitis atópica (DA) es una enfermedad de la piel recurrente (con periodos de empeoramiento y de mejoría) y caracterizada por lesiones en forma de enrojecimiento, picor intenso y sequedad. Constituye una entidad dermatológica que empieza a preocupar a los padres por que “no desaparece” a pesar del tratamiento establecido por el pediatra.

A lo largo de la Historia ha recibido multitud de nombres: Eczema constitucional, eczema infantil, neurodermitis diseminada de Broco, eczema flexurante de Hebra, prúrigo eczema constitucional, etc.

Y comunmente las personas en Guatemala de dicen “EMPEINE” o “ALERGIA EN CARA Y BRAZOS”

¿Qué frecuencia tiene en la población?

Aproximadamente 5 de cada 100 niños (1 cada 20) padecen DA, si bien, se ha observado un incremento de esta incidencia probablemente debido a una mayor concentración de sustancias irritantes en el ambiente.

¿Cuál es la causa de la dermatitis atópica?  

Se desconoce la verdadera causa de la DA. Se sabe, sin embargo, que la predisposición a padecerla se hereda. La DA puede considerarse como la manifestación en la piel de un trastorno de naturaleza hereditaria y familiar que denominamos atopia. Esta es una enfermedad compleja que afecta a distintas partes del organismo: en el aparato respiratorio la atopia se manifiesta como ASMA o como RINOCONJUNTIVITIS alérgica (picor en ojos y nariz, lagrimeo y estornudos, especialmente en primavera), en el aparato digestivo como alergia (vómitos, diarrea, hemorragias) a una o varias proteínas alimentarias, y en la  piel, constituyendo la enfermedad que nos ocupa, la DA.

¿Qué es exactamente la atopia?

El término de atopia hace referencia a la predisposición que tienen ciertas personas a reaccionar exageradamente frente a sustancias o estímulos ambientales. Ya hemos dicho que esta reacción exagerada puede tener lugar a cualquier nivel; en la piel la atopia sería responsable de la DA.

¿Esto quiere decir que un sujeto atópico va a padecer todas estas manifestaciones en su vida?

No. Puede padecer solo una, algunas o, en el peor de los casos, presentarlas todas. Además, no suelen presentarse a la vez. En los casos en los que vaya a aparecer más de una manifestación la primera en dar la cara suele ser la DA. La mayoría de las manifestaciones desaparecen luego de los 5 años. Pero si se logra determinar la causa de la atopía, y se quita el alergeno se puede controlar y que no vuelva a a parecer.

¿Qué relación existe entre la DA y la alergia?

 De lo comentado anteriormente puede deducirse que la DA está estrechamente vinculada a trastornos alérgicos (asma, rinitis, conjuntivitis estacional). Sin embargo, no todos los médicos e investigadores están de acuerdo en calificarla como una  verdadera alergia. El desacuerdo es aún mayor cuando se considera su posible relación con alergia a alimentos. Recientemente se están aportando pruebas a favor de ésta posibilidad en un pequeño número de casos, de modo que la adecuada identificación (difícil) del alimento causante de la “alergia” (si realmente existiera) y la subsiguiente dieta de exclusión podría proporcionar una significativa mejoría del trastorno en tales casos. De aceptar ésta posibilidad sería necesario efectuar las investigaciones pertinentes.

 ¿En qué niños deberían hacerse éste tipo de investigaciones?

  • En aquellos que no mejoran adecuadamente con el tratamiento convencional pasados los primeros años.

  • Niños que aunque responden al tratamiento convencional, continúan necesitando tratamiento diario después de meses/años.

¿Cuándo comienza a presentarse esta enfermedad?

Suele aparecer dentro del primer año de vida y, más concretamente, a partir de los 2 ó 3 meses.

¿Cómo se manifiesta la dermatitis atópica?

El síntoma fundamental es el picor hasta el punto que su inexistencia descartaría el diagnóstico. Se trata de una sensación exclusivamente de la piel que provoca el deseo irreprimible de rascarse. En la DA se reconocen dos tipos de prurito (picor): uno provocado por diferentes estímulos que en cualquier persona provocan picor, y otro “especial” del sujeto atópico en el que estímulos que en el resto de las personas se sienten como contacto, él los percibe como picor (“la piel del atópico es una piel que pica”). El picor y el rascado consiguiente es causa de la aparición de nuevas lesiones o del empeoramiento de las ya existentes. Es curioso que hasta que el niño no es capaz de desarrollar un patrón de rascado coordinado (los dos ó tres meses de edad) no se desarrolla la DA.

La lesiones de la DA varían a lo largo de la edad por lo que pueden distinguirse 3 periodos o fases:

  • Fase del lactante: Se inicia a partir de los tres primeros meses de vida y determina un enrojecimiento “húmedo” de las mejillas y la frente; también se afecta el cuello y la parte superior del tórax. En un 50% de los casos la enfermedad cura por sí sola y desaparece. Cuando esto no sucede se pasa a la siguiente fase.

  • Fase infantil: Si la DA no desaparece en la fase anterior se dice que estamos en esta fase cuando las lesiones persisten pasados los tres años de edad. El enrojecimiento aparece en los pliegues internos del codo (fig 2), rodillas (fig. 3), en las muñecas (fig 2), cuero cabelludo, etc. Debido al intenso picor, el rascado empeora las lesiones dejando una piel dura y seca permanente. La DA puede acabar desapareciendo en esta fase antes de que llegue la adolescencia en un alto porcentaje de los casos (75%).

  • Fase del adolescente y del adulto: Se inicia a partir de los 12-14 años. Puede ser continuación de la fase anterior aunque puede ser el comienzo de la enfermedad. Las lesiones y su localización son similares a la de la fase infantil. Las areas de piel dura, consecuencia del rascado pertinaz, se van pigmentando dando, típicamente en el cuello, aspecto de suciedad.

Cualquiera de estas lesiones se presentan en brotes, habiendo épocas de mejoría y otras de empeoramiento. Puede suceder, a veces, que solo haya picor en ausencia de lesiones en la piel.

Otras manifestaciones de la piel pueden también formar parte de la dermatitis atópica: dermatitis plantar juvenil (pies agrietados), pulpitis digital (inflamación del pulpejo de los dedos), eccema dishidrótico (ampollas y enrojecimiento que aparece entre los dedos), queilitis descamativa (irritación de los labios), blefaritis atópica (irritación de los párpados), etc.

Por otra parte, hay ciertos rasgos que aparecen más frecuentemente en la DA que en un sujeto normal; son los llamados “Estigmas de la Dermatitis atópica” y, que pueden hacernos sospechar una DA: doble pliegue que aparece en el párpado inferior, lengua geográfica (la superficie de la lengua tiene regiones de aspecto y coloración diferente que parecen dibujar un mapa geográfico), areas de palidez a modo de circulos en la cara y otras localizaciones (a esto se le llama pitiriasis alba), etc.

¿Hay factores que empeoren una dermatitis atópica?

…es decir, ¿existen factores que precipiten la aparición de un nuevo brote de DA? En efecto. A veces cambios estacionales o ambientales pueden modificar su curso hacia peor o, al contrario, mejorarlo; en algunos casos la mejoría resulta espectacular cuando el niño es separado de su medio ambiente habitual. También los cambios hormonales pueden mejorar o empeorar la situación. El estrés psicológico suele facilitar la aparición de un nuevo brote de DA o agravar uno ya existente.

¿A qué complicaciones puede dar lugar?

Al ser niños con una piel más sensible, existe una mayor predisposición a padecer infecciones cutáneas por bacterias, virus (sobre todo del tipo Herpes) y hongos.

¿Es preciso realizar estudios en un niño con dermatitis atópica?

No, en la mayor parte de los casos. El diagnóstico lo habrá hecho su pediatra al observar las lesiones. En casos muy contados podrá ser conveniente la realización de pruebas de alergia cutánea o de algún otro tipo de estudio más complejo.

¿Qué pronóstico tiene esta enfermedad?

Es una enfermedad absolutamente benigna aunque, muchas veces, desesperante. Su tendencia natural es a desaparecer con la edad:

          50% desaparecen tras la primera fase.

          Hasta un 75% curan en la pubertad.

¿Hay alguna manera de conocer si esta enfermedad se va a prolongar durante largo tiempo?

No. Sin embargo, se han señalado algunos signos que incrementan la probabilidad de que sea prolongada:

          Alergias alimentarias

          Asociación con rinitis o asma

          Historia familiar de atopia

          Afectación de las manos.

¿Cuál es su tratamiento?

Antes de exponer en que consiste el tratamiento de la DA, conviene dejar claro ciertos puntos:

          Es importantísimo comprender que no existen curas rápidas pues la DA es una enfermedad crónica de la piel para la cual, todavía, no se ha encontrado un tratamiento curativo definitivo. En algunos casos ciertas sustancias pueden ser responsables de la persistencia de una DA por lo que su eliminación sería el objetivo más importante para conseguir una clara mejoría.

          Existe una tendencia de la enfermedad a mejorar con la edad (no
siempre) e incluso en muchos casos a desaparecer por sí sola.

Gran parte del esfuerzo terapéutico ha de dirigirse a hidratar la piel por medio de baños y, luego, a retener la hidratación mediante la aplicación de sustancias hidratantes (emolientes) inmediatamente después de salir del baño.  Estas sustancias se aplicarán como crema o como ungüentos dependiendo del clima local (húmedo y templado, seco y frío) y del estado de la enfermedad. Los aceites de baño proporcionan cierto beneficio pero no pueden desplazar ni sustituir a los emolientes que se aplican al final del baño. Las lociones siempre son inadecuadas para hidratar la piel seca en los pacientes con DA.

BAÑOS Y HUMIDIFICACIÓN DE LA PIEL En caso de brote severo, se procederá a duchar (mejor que bañar) al niño una vez cada dos días, y solo con agua templada.  Medidas esenciales durante el baño:

          Hay que evitar frotar, rascarse  (o permitir que se rasque). Se limitará el uso de jabón  o sustancias limpiadoras especiales a las zonas más sucias de la piel  tales como las ingles y zona del pañal, las axilas y los espacios interdigitales.

          El secado se hará solo incompletamente y mediante toques o palmeados con la toalla: No frotar.

          Cuando la piel aún se encuentra mojada (dentro de los 3 minutos siguientes al baño) se aplicarán:

§        Cremas o ungüentos de corticoides en las áreas más afectadas (rojas y causantes de picor).

§        Cremas hidratantes en todo el cuerpo.

OTRAS CONSIDERACIONES La baja humedad ambiental favorece la deshidratación. Por eso, especialmente en invierno y en hogares dotados de calefacción, debe procurarse mantenerla al 50%. La sudoración profusa provocada por calor ambiental, ejercicio físico o excesivo abrigo, también empeora la situación por lo que éstas circunstancias deben evitarse en lo posible y razonable (no lo sería prohibir el juego por el temor a que sude). El estrés emocional también es perjudicial. A veces deben tomarse medidas para reducirlo o evitarlo. Las sustancias irritantes deben también ser evitadas. Pero no solo los detergentes pues algunas sustancias utilizadas como hidratantes de la piel pueden ser irritantes para la piel del sujeto atópico  (es el caso del ácido láctico, el propilenglicol y la urea). Leer con atención la fórmula de las sustancias hidratantes y geles de limpieza corporal por si contienen éstas sustancias.

Si su hijo padece una DA y contrae varicela o una infección por virus herpes (la típica “calentura” que, como una costra, aparece en los labios) corre el riesgo de que las lesiones de la varicela o el herpes sean más extensas e intensas que en los demás niños. Consulteme en la próxima visita en la clinica

TRATAMIENTO MEDICO

– Los corticoides tópicos (medicación antiinflamatoaria de aplicación directa sobre la lesión) son esenciales en los brotes. Dependiendo de la severidad de las lesiones, de la extensión y de la localización se utilizarán preparados más o menos potentes. Especial cuidado en los que se empleen en zonas tan delicadas como la cara.

 

– Los corticoides por vía general (por boca o inyectados) deben evitarse prácticamente en todos los casos.

– Para reducir el picor suele recurrirse a los antihistamínicos. Estos no deben usarse nunca como cremas sobre las lesiones pues pueden sensibilizarla y empeorar la situación.

– Los antibióticos pueden ser necesarios en caso de sobreinfección de la piel lo cual no es raro que suceda. – Nuevos tratamientos: Hace muy poco (Noviembre 2002) que se ha aprobado un nuevo tratamiento tópico (Tacrolimus) de gran eficacia y pocos efectos secundarios. También se han descrito otras formas de tratamiento no totalmente acreditadas o reservadas para formas especialmente graves y rebeldes: fototerapia o fotoquimioterapia (PUVA, UVA), ciclosporina, interferón, etc.

 Dres. J. Guerrero Fernandez, J. Guerrero Vázquez*. Hospital Infantil La Paz de Madrid y *Hospital Punta de Europa de Algeciras (Cádiz).

copia con fines docentes para padres de familia


marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blog Stats

  • 1.200.657 hits

Flickr Photos

Anuncios