Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

Archive for septiembre 2008

 

 

Estos días, las drogas están por todas partes y a veces parece que todo el mundo las usa. Muchos jóvenes están tentados por el entusiasmo y la evasión que las drogas parecen ofrecer. Pero obtener información puede ayudarte a ver la realidad de las drogas y ayudarte a alejarte de ellas. Sigue leyendo para aprender más.

La verdad sobre las drogas

Gracias a la investigación médica y farmacéutica, hay miles de drogas (fármacos) que ayudan a la gente. Los antibióticos y las vacunas han revolucionado el tratamiento de las infecciones. Hay medicamentos que disminuyen la presión arterial, tratan la diabetes y reducen el rechazo del cuerpo a órganos transplantados. Los medicamentos pueden curar, retrasar o prevenir enfermedades, ayudándonos a llevar una vida más feliz y saludable. Pero también existen muchas drogas ilegales y nocivas que algunas personas toman para que les ayuden a sentirse bien o divertirse.

¿Cómo actúan las drogas? Las drogas son sustancias o compuestos químicos que alteran la forma en que nuestro cuerpo trabaja. Cuando las haces entrar en tu organismo (a menudo tragándotelas o inyectándotelas), encuentran su camino al torrente sanguíneo y desde allí son transportadas a otras partes de tu cuerpo, como el cerebro. En el cerebro, las drogas pueden intensificar o entorpecer tus sentidos, alterar tu sentido de alerta y a veces disminuir el dolor físico. Una droga puede ser beneficiosa o nociva. Los efectos de las drogas pueden variar según la clase de droga administrada, la cantidad que se toma, con cuánta frecuencia se utiliza, con cuánta rapidez llega al cerebro y qué otras drogas, alimentos o sustancias se toman a la vez.

Muchas sustancias pueden ser nocivas para tu cuerpo y tu cerebro. Beber alcohol, fumar tabaco, tomar drogas ilegales e inhalar pegamento puede causar daños graves en tu organismo. Algunas drogas alteran seriamente la capacidad de la persona para tomar decisiones y elegir cosas saludables. Los jóvenes que beben, por ejemplo, son más propensos a participar en situaciones peligrosas, como conducir bajo la influencia del alcohol o mantener relaciones sexuales sin protección.

Y al igual que hay muchas drogas disponibles, hay muchas razones por las que probar drogas o empezar a consumirlas. Algunos adolescentes las toman sólo por el placer que creen puede producir. Es posible que a la larga alguien intentará convencerles de que las drogas pueden hacerles sentir bien o que puedan divertirse más si las toman.

Algunos jóvenes creen que las drogas les ayudarán a pensar mejor, a ser más populares, a mantenerse más activos o a ser mejores atletas. Otros simplemente sienten curiosidad y creen que probarlas no les hará daño. Otros quieren encajar en un grupo. Muchos jóvenes consumen drogas para ganarse la atención de sus padres o porque creen que las drogas les ayudarán a escapar de sus problemas. Pero la verdad es que las drogas no solucionan los problemas. Simplemente ocultan los sentimientos y los problemas. Cuando desaparecen los efectos de las drogas, permanecen los sentimientos y los problemas -o empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona.

¿Cuáles son las drogas comunes que consumen los jóvenes?

Alcohol

El alcohol, la droga más antigua y de mayor consumo en el mundo, es un depresivo que altera las percepciones, las emociones y los sentidos.

Cómo se consume: El alcohol es un líquido que se bebe.

Efectos y riesgos:

  • El alcohol actúa primero como estimulante y luego hace que la persona se sienta relajada y somnolienta.
  • Las dosis altas de alcohol afectan gravemente al juicio y la coordinación de las personas. Los bebedores pueden hablar de forma más lenta y sufrir confusión, depresión, pérdida de la memoria a corto plazo y tiempos de reacción lenta.
  • Los grandes volúmenes de alcohol bebido en un breve periodo de tiempo pueden ocasionar una intoxicación etílica.

Adicción: Los jóvenes que consumen alcohol se pueden volver psicológicamente dependientes de la bebida para sentirse bien, enfrentarse a la vida o controlar el estrés. Además, su cuerpo podría exigir cada vez más cantidad de alcohol para lograr el mismo tipo de experiencia de euforia que al principio. Algunos jóvenes también corren el riesgo de desarrollar adicción física al alcohol. La abstinencia puede ser dolorosa e incluso suponer un riesgo para la vida. Los síntomas van desde temblores, sudoración, náuseas, ansiedad y depresión hasta alucinaciones, fiebre y convulsiones.

Anfetaminas

Las anfetaminas son estimulantes que aceleran las funciones del cerebro y del cuerpo. Su presentación es en píldoras o tabletas. Las pastillas para dietas de venta bajo receta también están incluidas en esta categoría.

Nombres comunes: speed, anfetas, pastillas, meta

Cómo se consumen: Las anfetaminas se ingieren, inhalan o inyectan.

Efectos y riesgos:

  • Tanto si se ingieren como si se inhalan, estas drogas tienen un efecto rápido, haciéndoles sentir más poderosos, alertas y energéticos.
  • Estas drogas aumentan la frecuencia cardiaca, la respiración y la presión arterial y también pueden provocar sudoración, temblores, dolores de cabeza, insomnio y visión borrosa.
  • El uso prolongado puede causar alucinaciones y paranoia intensa.

Adicción: Las anfetaminas crean una adicción psicológica. Los consumidores que dejan de usarlas informan que experimentan diversos problemas de estados de ánimo como agresión y ansiedad y ansias por tomar las drogas.

Cocaína y crack

La cocaína es un polvo cristalino blanco fabricado a partir de hojas secas de la planta de coca. El crack, que recibe su nombre por el ruido que produce al calentarse, se hace a partir de la cocaína. Luce como bolitas blancas o color habano.

Nombres comunes: Coca, nieve, polvo, blanca

Nombres comunes: cocaína “crack” o cocinada

Cómo se consume: La cocaína se inhala por la nariz o se inyecta. El crack se fuma.

Efectos y riesgos:

  • La cocaína remece el sistema nervioso central, proporcionando a los que la consumen una sensación intensa y rápida de poder y energía. El efecto estimulante tras inhalarla dura entre 15 y 30 minutos; al fumarla, el efecto dura entre 5 y 10 minutos.
  • La cocaína eleva también la frecuencia cardiaca, aumenta la respiración, la presión arterial y la temperatura corporal.
  • Inyectarte cocaína puede hacer que te contagies de hepatitis o SIDA si compartes agujas con otros adictos. Inhalarla también puede hacer que se forme un orificio en el revestimiento interno de la nariz.
  • Los que consumen cocaína y crack por primera vez – aún los adolescentes – pueden sufrir ataques cardiacos fatales o experimentar insuficiencia respiratoria. El uso de cualquiera de estas drogas, incluso una vez, puede matarte.

Adicción: Estas drogas son altamente adictivas y como resultado, la droga y no quien la usa, es quien manda. Incluso después de consumirla, la cocaína y el crack pueden crear ansias físicas y psicológicas que hacen muy difícil que se puedan dejar de consumir.

Depresores

Los depresores, como los tranquilizantes y los barbitúricos, calman los nervios y relajan los músculos. Están disponibles legalmente con receta (como el Valium y el Xanax) y vienen en cápsulas o comprimidos con colores brillantes.

Nombres comunes: depresores, pastillas para dormir

Cómo se consumen: Los depresores se ingieren.

Efectos y riesgos:

  • Cuando se utilizan del modo que ha indicado el médico y se toman en la dosis correcta, los depresores pueden ayudar a una persona a sentirse calma y a reducir sus sentimientos de ira.
  • Las dosis más elevadas pueden causar confusión, dificultad para hablar, falta de coordinación y temblores.
  • Las dosis muy grandes pueden causar insuficiencia respiratoria y causar la muerte.
  • Los depresores no deberían mezclarse nunca con alcohol -esta combinación aumenta en gran medida el riesgo de sobredosis y muerte.

Adicción: Los depresores pueden causar tanto dependencia física como psicológica.

Éxtasis (MDMA)

Esta es una de las más recientes drogas de moda creadas ilegalmente por químicos clandestinos. Tiene el aspecto de polvo blanco, pastillas o cápsulas. El éxtasis es una droga popular entre adolescentes en las discotecas porque es fácil de obtener en fiestas “rave”, discotecas y conciertos.

Nombres comunes: XTC, X, Adam, E

Cómo se consume: El éxtasis se ingiere y a veces se inhala.

Efectos y riesgos:

  • Esta droga combina un alucinógeno con un efecto estimulante, haciendo que todas las emociones, tanto negativas como positivas, sean mucho más intensas.
  • Los que lo consumen notan una especie de hormigueo en la piel y una mayor frecuencia cardiaca.
  • También puede causar sequedad en la boca, calambres, visión borrosa, escalofríos, sudoración y náuseas.
  • Muchos consumidores dicen también que sufren depresión, paranoia, ansiedad y confusión.

Adicción: Aunque se desconoce la adicción física del éxtasis, los jóvenes que la consumen se pueden volver psicológicamente dependientes de esta droga para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

GHB

GHB, por las siglas del gamahidroxibutirato, a menudo se fabrica en laboratorios en sótanos caseros, usualmente como un líquido inodoro e incoloro. Su popularidad en clubes de baile y “raves” ha aumentado y para algunos adolescentes y adultos jóvenes es una alternativa popular del éxtasis. El número de personas que llegan a las salas de urgencias debido a los efectos secundarios del GHB está aumentando rápidamente en los Estados Unidos. Y según la U.S. Drug Enforcement Agency – DEA (Administración para el Control de Drogas de los EE.UU.) desde 1995 el GHB ha matado a más consumidores de drogas que el éxtasis.

Nombres comunes: éxtasis líquido, G, “Georgia Home Boy”

Cómo se consume: El GHB se bebe cuando está en forma líquida o en polvo (mezclado con agua), y se ingiere cuando está en tabletas.

Efectos y riesgos:

  • El GHB es una droga depresiva que puede causar efectos eufóricos (estimulación) y alucinógenos.
  • La droga tiene varios efectos secundarios peligrosos, incluso náusea intensa, problemas respiratorios, disminución de la frecuencia cardiaca, y convulsiones.
  • El GHB se ha usado para las violaciones que ocurren durante una cita, porque es incoloro e inodoro y se puede verter fácilmente en las bebidas.
  • En dosis altas, los consumidores pueden perder la conciencia en pocos minutos.
  • La sobredosis de GHB requiere atención de emergencia inmediata en un hospital. La sobredosis de GHB puede causar coma y paro respiratorio en el plazo de una hora, y causar la muerte.
  • El GHB (incluso en dosis bajas) mezclada con alcohol es muy peligroso – te puede matar aun si lo usas sólo una vez.

Adicción: Cuando a los consumidores se les pasa el efecto del GHB pueden presentar síntomas de abstinencia como el insomnio y la ansiedad. Los adolescentes también pueden volverse dependientes de la droga para sentirse bien, enfrentar la vida, o manejar el estrés.

Heroína

La heroína se produce a partir de la leche seca de la adormidera, que también se usa para crear la clase de medicamentos contra el dolor llamados narcóticos – como la codeína y la morfina. La heroína puede variar desde polvo blanco o marrón oscuro hasta una sustancia pegajosa y parecida al alquitrán.

Nombres comunes: Caballo, jaco, chino.

Cómo se consume: La heroína se inyecta, se fuma o se inhala (si es pura).

Efectos y riesgos:

  • La heroína te da una sensación inmediata de euforia, especialmente si se inyecta. Este viaje a veces va seguido de somnolencia, náuseas, calambres estomacales y vómitos.
  • Los usuarios sienten la necesidad de consumir más heroína tan pronto como sea posible para sentirse bien nuevamente.
  • A largo plazo, la heroína destroza el cuerpo. Está asociada con el estreñimiento crónico, piel seca y problemas respiratorios.
  • Los que se inyectan heroína sufren a menudo colapso de las venas y corren el riesgo de contraer infecciones letales como el VIH, hepatitis B ó C y la endocarditis bacteriana (inflamación del revestimiento del corazón) si comparten agujas con otros adictos.

Adicción: La heroína es extremadamente adictiva y es fácil sufrir una sobredosis (que puede provocar la muerte). La abstinencia es intensa y los síntomas incluyen insomnio, vómitos y dolor muscular.

Inhalantes

Los inhalantes son unas sustancias que son “esnifadas” o inhaladas para proporcionar a quien las consume un bienestar o estímulo inmediato. Entre estos se incluyen los pegamentos, los disolventes de pintura, los líquidos para limpieza en seco, los rotuladores o marcadores, los líquidos correctores, los fijadores en aerosol para el cabello, los desodorantes en aerosol y la pintura en aerosol.

Cómo se consume: Los inhalantes se inhalan directamente desde su envase original (“esnifándolos”), de una bolsa de plástico o poniéndose una tela empapada con inhalante en la boca.

Efectos y riesgos:

  • Te hacen sentir mareado y confundido, como si estuvieras borracho. Los que los consumen desde hace mucho tiempo sufren dolores de cabeza, hemorragias nasales y podrían perder la audición y el sentido del olfato.
  • Los inhalantes son las sustancias con mayor probabilidad de producir una reacción tóxica grave y la muerte. El uso de inhalantes, incluso una sola vez, podría matarte.

Adicción: Los inhalantes pueden ser muy adictivos. Los adolescentes que usan inhalantes se pueden volver psicológicamente dependiente de ellos para sentirse bien, enfrentarse a la vida y al estrés.

Ketamina

El clorhidrato de ketamina es un anestésico de acción rápida de uso legal en humanos (como sedante para cirugía menor) y animales. En dosis altas causa intoxicación y alucinaciones similares a las que causa el LSD.

Nombres comunes: K, K especial, Vitamina K, ácido estupendo, Valium del gato

Cómo se consume: En general, la ketamina se presenta en forma de polvo que se inhala. A menudo los usuarios lo inhalan junto con otras drogas como el éxtasis (esto se conoce como “kitty flipping”) o la cocaína o lo rocían sobre canutos de marihuana.

Efectos y riesgos:

  • Los usuarios pueden delirar, alucinar, o perder el sentido del tiempo y la realidad. El viaje – también llamado hoyo K – que resulta del uso de la ketamina dura hasta 2 horas.
  • Los usuarios pueden tener náuseas o vomitar, delirar, y tener dificultades para pensar o problemas de memoria.
  • A dosis más altas, la ketamina causa movimientos anormales, adormecimiento del cuerpo y respiración lenta.
  • la sobredosis de ketamina puede impedir que respires – y matarte.

Adicción: Los adolescentes que toman Ketamina pueden volverse psicológicamente dependientes del la misma para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

LSD

La dietilamida de ácido lisérgico o LSD (por sus iniciales en inglés) es un alucinógeno preparado en el laboratorio y un compuesto químico que altera el estado de ánimo. El LSD es inodoro, incoloro e insípido.

Nombres comunes: ácido, tripis

Cómo se consume: El LSD se lame o chupa de pequeños cuadrados de papel secante. Las cápsulas y su forma líquida se ingieren. Los cuadrados de papel que contienen ácido pueden estar decorados con personajes bonitos de dibujos animados o diseños coloridos.

Efectos y riesgos:

  • Las alucinaciones se producen entre los 30 y 90 minutos de usar el ácido. Los que lo toman afirman que se les agudizan y distorsionan los sentidos -ven colores o escuchan sonidos combinados con otras imágenes delirantes como paredes que se deshacen y la pérdida de la noción del tiempo. Pero los efectos son impredecibles, dependiendo de cuánto LSD se toma y quién lo consume.
  • Una vez que te lo tomas (experimentas “un viaje”), no puedes interrumpirlo hasta que la droga haya sido eliminada de tu cuerpo -¡en aproximadamente 12 horas o más!
  • Los viajes malos pueden causar ataques de pánico, confusión, depresión y alucinaciones aterradoras.
  • Los riesgos físicos incluyen insomnio, habla dificultosa, aumento de la frecuencia cardiaca y coma.
  • Los usuarios a menudo experimentan escenas retrospectivas (“flashbacks”) en las que sienten algunos de los efectos del LSD posteriormente, sin que hayan usado la droga nuevamente.

Adicción: Los adolescentes que toman LSD pueden volverse psicológicamente dependientes del él para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

Marihuana

La droga ilegal de mayor consumo en los Estados Unidos es la marihuana que se parece al perejil seco, verde, marrón o gris con tallo o semillas. Una forma más fuerte de marihuana es el hachís que luce como unas bolitas o tortitas marrones o negras. A menudo se dice que la marihuana es la droga que sirve de puerta de entrada a otras drogas porque su consumo frecuente a menudo lleva a consumir drogas más fuertes.

Nombres comunes: maría, hierba, canuto, caño, porro, pito.

Cómo se consume: La marihuana suele fumarse en un cigarrillo (también llamado porro), puro, pipa o pipa de agua. Algunas personas la mezclan con la comida o la preparan como si fuera té.

Efectos y riesgos:

  • La marihuana puede afectar el estado de ánimo y la coordinación. Los que la consumen pueden experimentar cambios de humor que oscilan entre estar muy excitado o feliz a estar adormilado o deprimido.
  • Eleva la frecuencia cardiaca y la presión arterial. A algunas personas se les enrojecen los ojos o tienen mucho sueño o tienen mucha hambre. La droga también puede causar paranoia o alucinaciones en algunas personas.
  • La marihuana tiene un efecto tan fuerte en los pulmones como los cigarrillos: los fumadores habituales tienen tos, respiración sibilante y resfriados frecuentes.

Adicción: Los jóvenes que consumen marihuana se pueden volver psicológicamente dependientes de ella para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés. Además, su cuerpo puede exigirles cada vez más marihuana para lograr el mismo tipo de experiencia estimulante que tuvieron al principio.

Metanfetamina

La metanfetamina es un estimulante poderoso.

Nombres comunes: meta, anfetas, cristal, tiza, fuego, vidrio, hielo

Cómo se consume: se puede ingerir, inhalar, inyectar, o fumar.

Efectos y riesgos:

  • La metanfetamina produce euforia en los usuarios, particularmente si se fuma o inyecta. Pero se puede desarrollar tolerancia rápidamente – y se tendrá que usar más meta durante periodos de tiempo más prolongados, resultando en falta de sueño, paranoia, y alucinaciones.
  • Los usuarios a veces tienen ideas delirantes intensas como creer que hay insectos caminando debajo de su piel.
  • El uso prolongado puede resultar en comportamiento violento y agresivo, psicosis y daño cerebral.

Adicción: la metanfetamina es altamente adictiva.

Nicotina

La nicotina es un estimulante muy adictivo que se encuentra en el tabaco. Este fármaco se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo cuando se fuma.

Cómo se consume: Típicamente la nicotina se fuma en cigarrillos o puros. Algunas personas se ponen una pizca de tabaco (el llamado tabaco de mascar o sin humo) en la boca y absorben la nicotina a través del revestimiento de la boca.

Efectos y riesgos:

  • Los efectos físicos incluyen latido cardiaco rápido, aumento de la presión arterial, falta de aliento y mayores probabilidades de sufrir resfriados y gripe.
  • Los consumidores de nicotina tienen mayor riesgo de enfermedad pulmonar y cardiaca. Los fumadores también tienen mal aliento y dientes amarillos. Los consumidores de tabaco de mascar podrían desarrollar cáncer de boca y de cuello.
  • Los síntomas de abstinencia pueden incluir ansiedad, malhumor, inquietud e insomnio.

Adicción: La nicotina es tan adictiva como la heroína o la cocaína, lo que la hace extremadamente difícil de dejar. Aquellas personas que empiezan a fumar antes de los 21 años son las que tienen más dificultades para dejar el hábito.

Rohipnol

El rohipnol es una droga de bajo costo cuya popularidad está aumentando. Puesto que a menudo viene en paquetes presellados con burbujas de PVC, muchos jóvenes creen que esta droga es segura.

Nombres comunes: primum, roche, la pastilla del olvido, droga usada para violaciones que se producen durante una cita

Cómo se consume: Se ingiere, a veces con alcohol o con otras drogas.

Efectos y riesgos:

  • El Rohipnol es un fármaco ansiolítico de venta con receta que es diez veces más potente que el Valium.
  • Puede hacer que la presión arterial caiga y puede causar pérdida de la memoria, somnolencia, mareos y malestar estomacal.
  • Aunque forma parte de la familia de los antidepresivos, hace que algunas personas estén sobreexcitadas o se comporten de manera muy agresiva.
  • El Rohipnol ha recibido mucha atención recientemente debido a su asociación con las violaciones que se producen durante una cita. Muchas chicas y mujeres jóvenes han sido violadas después de que alguien les puso rohipnol en sus bebidas.

Adicción: Los que consumen esta droga se pueden volver físicamente adictos al rohipnol, de modo que puede causar síntomas extremos de abstinencia cuando se deja de tomar.

QUÉ SON LOS GÉRMENES?

El término “germen” se utiliza para referirse a bacterias, virus, hongos y protozoos microscópicos que pueden provocar enfermedades.

Es conveniente que esté informado sobre los distintos tipos de gérmenes, de dónde vienen y cómo puede impedir que interfirieran en la vida y la salud de su hijo. Lavarse las manos a conciencia es una de las medidas aisladas más importantes que usted y su hijo pueden adoptar para impedir que los gérmenes les provoquen infecciones y enfermedades.

Tipos de gérmenes

Las bacterias son organismos unicelulares diminutos que obtienen los nutrientes del ambiente que les rodea. En algunos casos, ese ambiente será el organismo de su hijo o de otro ser vivo. Algunas bacterias son buenas para el organismo de su hijo -contribuyen a que el sistema digestivo funcione correctamente al mantener a raya a las bacterias nocivas. Algunas bacterias se utilizan para fabricar medicamentos y vacunas. Pero las bacterias también pueden ocasionar problemas, como las caries, las infecciones urinarias o la faringitis estreptocócica.

Los virus no pueden sobrevivir, crecer ni reproducirse a menos que vivan en el organismo de su hijo u otra persona o animal. Los virus pueden sobrevivir durante muy poco tiempo fuera de un ser vivo. Por ejemplo, pueden permanecer en una superficie, como un mostrador o el asiento de un inodoro en el seno de fluidos corporales infectados durante muy poco tiempo, pero mueren enseguida a menos que infecten a otro huésped. Una vez se introducen en el cuerpo de su hijo, los virus proliferan rápidamente y pueden hacerle enfermar. Los virus son responsables de enfermedades de poca importancia, como los resfriados, y de otras extremadamente graves, como la viruela o el SIDA.

Los hongos son organismos multicelulares parecidos a las plantas que generalmente no representan ningún peligro para una persona sana. Los hongos obtienen los nutrientes de las plantas, los alimentos y los animales en ambientes húmedos y cálidos. Dos infecciones fúngicas frecuentes son el pie de atleta y la infección por candida como la dermatitis del pañal. Las personas que tienen el sistema inmune debilitado (a consecuencia de enfermedades como el SIDA o el cáncer) pueden desarrollar infecciones por hongos más graves.

Los protozoos son organismos unicelulares, como las bacterias. Los protozoos proliferan en ambientes húmedos, de modo que las infecciones intestinales y otras enfermedades que provocan a menudo se contagian a través del agua contaminada.

En cuanto un organismo como una bacteria, un virus, un hongo o un protozoo invade el organismo de su hijo, se prepara para quedarse allí un buen tiempo. Estos gérmenes extraen toda su energía de la de sus huéspedes, lesionando o destruyendo las células sanas. Y, conforme van utilizando los nutrientes y la energía del huésped, la mayoría producen productos de deshecho, conocidas como toxinas.

Algunas toxinas producen los síntomas molestos del resfriado común o de las infecciones parecidas a la gripe, como estornudos, secreción nasal y diarrea. Pero otras toxinas pueden provocar fiebre alta, aumento de la frecuencia cardiaca e incluso enfermedades que pueden poner en peligro la vida. Si su hijo no se encuentra bien, el pediatra solicitará que le hagan análisis de sangre, cultivos de secreciones faríngeas o análisis de orina para determinar qué gérmenes (en el caso de que la causa de su malestar sean los gérmenes) le han hecho enfermar.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo de los gérmenes?

Puesto que la mayoría de los gérmenes se propagan a través del aire mediante los estornudos o las tos, o bien través de fluidos corporales como el sudor, la saliva, el semen, el flujo vaginal o la sangre, su mejor apuesta es limitar el contacto de su hijo con esas sustancias en la medida de lo posible.

Lavarse las manos. Lavarse las manos usted mismo y enseñarle a su hijo la importancia de lavarse las manos son, sin lugar a dudas, las mejores formas de impedir que los gérmenes hagan que su hijo enferme. Es especialmente importante que su hijo se lave las manos después de toser, sonarse la nariz, usar el váter, tocar alguna mascota u otro animal o dedicarse a la jardinería, y antes y después de visitar a un enfermo.

También deber enseñarle a su hijo cuál es la forma adecuada de lavarse las manos. Indíquele que use agua caliente y abundante habón, que se frote las manos enérgicamente por los menos durante 10 segundos (fuera del chorro de agua). Puede probar a cantar una canción corta –por ejemplo, “Cumpleaños feliz”- durante el proceso para asegurarse de que dedica suficiente tiempo a la fase de enjabonado y frotado. Luego indíquele que se aclare bien las manos con agua y acabe secándoselas a conciencia con una toalla limpia.

Cuando usted y su hijo cocinen, lávese las manos antes de comer o de preparar ningún alimento, y asegúrese de que su hijo hace lo mismo. Asegúrese de utilizar técnicas adecuadas para manipular la comida, como usar tablas, cubiertos y paños de cocina independientes para cortar y preparar carne o volatería cruda, y de usar agua caliente y jabón para limpiar tanto los utensilios como los pollos de la cocina.

Limpieza. Es una buena idea limpiar periódicamente los objetos de uso habitual del entorno doméstico donde se pueden acumular gérmenes, como juguetes, pomos de puertas, interruptores, fregaderos y las cadenas de los inodoros.

El agua jabonosa es perfectamente adecuada para limpiar esos objetos. Si prefiere utilizar algo más fuerte, tal vez quiera probar algún jabón bactericida. Tal vez no mate todos los gérmenes que pueden provocar enfermedades, pero puede reducir la cantidad de bacterias que contiene un objeto. También puede utilizar lejía o una solución diluida que contenga lejía, pero tal vez prefiera utilizar agua y jabón después para que el fuerte olor de la lejía no irrite las mucosas nasales de su hijo.

Por lo general, es seguro utilizar cualquier producto de limpieza comercializado, pero evite utilizar varios productos o aerosoles químicos sobre el mismo objeto porque la mezcla de sustancias químicas podría irritar la piel o los ojos de su hijo.

Vacunas. Otra forma de combatir las infecciones provocadas por gérmenes es asegurarse de que su hijo tiene al día el calendario de vacunaciones, sobre todo si va a viajar al extranjero. Otras vacunas que se administran anualmente, como la vacuna antigripal.

Si tiene un hijo en edad adolescente que mantiene relaciones sexuales, es importante que sepa que el uso de preservativos puede ayudar a prevenir las infecciones porque los virus, bacterias, hongos y protozoos se pueden contagiar por vía oral, anal o vaginal. Asimismo, todos los adolescentes deberían vacunarse contra la hepatitis B. Esta enfermedad se suele transmitir a través del contacto sexual, pero también mediante agujas contaminadas, como las que se utilizan para hacer tatuajes o para administrase determinadas drogas por vía intravenosa.

Con un poco de prevención, ¡podrá mantener a raya a esos gérmenes tan nocivos!

 

 

A todos nos ha pasado: ir al médico o a ver a un nutricionista, y que una de las cosas que más ataque de la forma en que nos alimentamos habitualmente sea el consumo de bebidas gaseosas, como las bebidas cola o refrescos en general.

Y también lo mismo nos suele pasar cuando visitamos a un dentista. Pareciese que todos los especialistas de la salud odian a las bebidas gaseosas y hacen grandes esfuerzos para ponernos en contra de ellas.

En realidad, para poner el párrafo anterior en un contexto un poco más real, decir que cuando consumimos bebidas gaseosas nos estamos alimentando es una gran falacia, debido a las características que hacen que estas bebidas tengan una utilidad prácticamente nula para el organismo, y sean, en realidad, bastante perjudiciales.

Por lo tanto, no debemos creer que estos ataques de parte de médicos de todas las especializaciones son simplemente una manía sin demasiado asidero en los resultados. La verdad es que cuando un médico nos dice que le estamos haciendo daño a nuestro cuerpo, suele tener razón. Y este caso en particular no es la excepción.

También es cierto que parece que la sociedad los está empezando a derrotar, y ahora algunos médicos, resignados, aceptan que, si es inevitable que consumamos bebidas gaseosas, al menos consumamos aquellas de las variedades dietéticas, por tener estas un menor porcentaje de azúcar (edulcorante, en realidad) con lo cual se reduce en gran parte uno de los más perjudiciales lados de estas bebidas.

No es una solución ideal, pero ciertamente parece ser lo más extremo que muchos consumidores parecen estar dispuestos a aceptar. Porque las bebidas gaseosas parecen generar adicción.

Alto nivel de consumo

Las estadísticas a nivel mundial son alarmantes. Tomando el caso de los Estados Unidos (que es, sin lugar a dudas, el sitio de creación de estas bebidas y el mayor consumidor a nivel mundial de cualquier producto lleno de azúcar y burbujas) podemos ver que se calcula que aproximadamente una cuarta parte de las bebidas consumidas habitualmente por su población son bebidas gaseosas, especialmente bebidas cola.

No sólo eso, sino que las comparaciones realizadas con encuestas y estudios anteriores demuestran que los valores están en alza. Los norteamericanos cada vez consumen más bebidas de este tipo. Estamos hablando de una venta anual que ronda los 60 mil millones de litros.

Pero más allá de que los valores son mayores en este caso, siendo algo así como el caso extremo que podemos presentar, no por eso se debe pensar que la realidad es mucho mejor en el resto del mundo.

Lo cierto es que, si bien el consumo es menor, las cifras que se manejan (los porcentajes, se entiende) no son muy diferentes. A nivel mundial el consumo de bebidas gaseosas se incrementa constantemente y la venta por habitante es cada vez mayor.

Jóvenes consumidores

Probablemente lo más preocupante de esto no sean los valores y las cifras de consumo de las que se habla, sino otra estadística, la que nos marca cuales son las edades en que más se consume bebidas gaseosas.

Y estas estadísticas nos dicen que los mayores consumidores a nivel mundial de bebidas gaseosas son los niños y los jóvenes, y que lo son cada vez en una mayor proporción con respecto a los adultos.

Por supuesto, esto no puede sorprender a nadie, ya que con solo observar un poco podemos darnos cuenta de una serie de hechos que muestran que es lógico que sea así.

Para empezar, los chicos, cuanto más chicos (y más allá de algunas excepciones) más favorecen los sabores dulces y los productos altos en contenido de azucares. A medida que pasa el tiempo, esta tendencia se pierde y otros sabores aparecen como preferidos. Y las bebidas gaseosas son un monumento a la dulzura, con sabores que justamente agradan al paladar de los consumidores más jóvenes de los hogares.

Por otro lado, también es obvio que la publicidad de este tipo de bebidas no está dirigida a los adultos y mucho menos a aquellas personas de edad avanzada.

Esto es tan obvio que muchas veces hemos escuchado a personas mayores quejarse de que les molesta el estilo que se utiliza, la forma en que la cámara se mueve o que, simplemente, no las entienden. Esto es por la utilización de códigos que comparten los jóvenes y no así la gente mayor.

Por lo tanto, parece un tanto ingenuo pensar que sea casualidad que los mayores consumidores de bebidas gaseosas sean personas por debajo de los veinte años y aún menos.

Pero nadie parece pensar cuáles son los efectos de estas bebidas en estos jóvenes, que son seres humanos en edad de crecimiento.

Salud

Para decirlo claramente: los efectos sobre la salud no son buenos. Como diría, con mucho saber popular, cualquier mecánico: un liquido que puede ser usado para aflojar tuercas no puede ser bueno para el organismo.

Pero más allá de esto, lo que se ha demostrado ya, muy fehacientemente, es la relación entre el consumo indiscriminado y exagerado de bebidas gaseosas y la obesidad, especialmente la obesidad infantil. Esto es algo que ya no se puede discutir más, que está probado científicamente y a lo que deberíamos empezar a prestarle un poco más de atención.

Obesidad infantil y gaseosas

No se ha explicado totalmente cuál es la relación entre la obesidad infantil y la ingesta de gaseosas, pero ya no quedan dudas de que la relación existe y es un factor muy importante a tener en cuenta.

Hace años que se supone que el consumo de las gaseosas, que son muy ricas en azúcares y calorías, pero prácticamente no tienen ningún valor nutricional, tiene relación con la obesidad infantil.

Pero algunos estudios recientes realizados por grupos de Harvard han encontrado, a través de la observación de casos y grupos de estudio, gran cantidad de evidencias que confirman estas teorías. Es evidencia sólida y científica que lo demuestra.

El estudio del que estamos hablando se realizó con un grupo de niños de doce años y lo que demostró es que aquellos que consumían bebidas gaseosas en forma regular y constante tenían muchas más posibilidades de sufrir de obesidad infantil.

No sólo eso, sino que también probó que por cada porción adicional diaria que estos niños consumían aumentaba el riesgo de sufrir de este problema en una proporción del 60 por ciento. Por supuesto, en todos los casos se trataba de bebidas gaseosas con contenido de azúcar, no edulcorante.

Este estudio consistió en un trabajo de seguimiento de meses y meses (19, para ser exactos), lo cual le da mucha más credibilidad y hace que sus resultados puedan ser aceptados con mucha más confianza, que si se hubiese tratado de simplemente una prueba de un día y una encuesta para recolectar datos.

Daños a los dientes

Pero el riesgo de obesidad infantil no es el único al que se enfrentan aquellos que consumen grandes (y no tan grandes) cantidades de bebidas gaseosas durante su juventud o incluso durante la adultez.

El otro gran riesgo es la formación de caries y el deterioro de la salud dental en general. Este riesgo está aceptado inclusive por las mismas empresas que producen bebidas gaseosas, las cuales dicen que la formación de caries es el único problema que está probado que sus productos pueden generar.

Salud ósea

Pero hay aún más problemas físicos que pueden relacionarse con el consumo de bebidas gaseosas.

El efecto que se producirá en nuestros huesos, por causa de los agentes que introducimos en nuestro organismo a través de la ingesta de bebidas gaseosas, es un debilitamiento sustancial y una pérdida importante de la masa ósea.

¿A qué se debe esto? Principalmente a que el ingrediente activo en la mayor parte de las bebidas gaseosas es un ácido conocido como fosfórico, el cual actúa sobre el calcio de los huesos. Además, el pH de estas bebidas ronda los 2,8, un pH muy ácido.

Lo ideal, en general, es que nuestra dieta no sea muy ácida, sino que tienda a una cierta alcalinización (siendo esto lo opuesto de lo ácido). Por eso, la ingestión de una bebida gaseosa es un paso en la dirección exactamente opuesta y, como tal, un ataque a nuestra propia salud.

Por otro lado, antes decíamos que el ácido fosfórico actúa sobre nuestros huesos. Con esto queremos decir, en realidad, que el ácido fosfórico funciona como disolvente adecuado para obtener el calcio de los huesos, debilitándolos y decalcificándolos.

Por otro lado, es también un factor de colaboración importante para el aumento en el riesgo y en los problemas que trae la osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza por la disminución del espesor y del número de las trabéculas óseas, lo cual se aprecia por medio de radiografías como una mayor transparencia de los huesos, y que en última instancia consiste en una severa disminución de la densidad mineral del hueso.

Los estudios que se han realizado, especialmente en animales, demuestran que la superabundancia de ácido fosfórico puede vaciar completamente de calcio a los huesos.

Y otros estudios realizados con grupos de jóvenes demuestra también que aquellos que consumen mayor cantidad de bebidas gaseosas tienen más posibilidades de sufrir fracturas y otras situaciones similares que aquellos que consumen menos. Lo cual se debe, sin lugar a ninguna duda, a la falta de calcio y la debilidad ósea que se genera por causas de estos agentes que ya hemos estado nombrando.

Por supuesto, las compañías de gaseosas niegan totalmente esto, más allá de las pruebas existentes. Y se basan en que los estudios se han realizado sobre ratas, las cuales, por supuesto, son distintas a los seres humanos y los efectos que los productos tienen sobre ellas también son distintos. Esto es cierto, pero solo hay que ver las características propias del fósforo para comprender que es muy probable que no estén tan lejos de la verdad los que afirman que el riesgo de lesión ósea por causa de las bebidas gaseosas es cierto y debe ser tenido en cuenta, especialmente en los años de la niñez, durante los cuales se forma la estructura ósea.

Más allá de esto, las pruebas realizadas en las ratas son categóricas y no pueden ser discutidas de ninguna forma.

El fósforo

El fósforo puede encontrarse en forma natural en algunos alimentos (como el pescado, por ejemplo) pero es más común que cuando aparece en algo que consumimos sea porque ha sido utilizado como aditivo en un alimento elaborado, no natural.

Más allá de que aún hay discusiones al respecto entre aquellos que se dedican a estudiarlo, lo cierto es que se supone que ayuda a la pérdida de calcio de los huesos, por ser el “solvente” más adecuado para el mismo. Actúa de la forma que comentamos anteriormente.

Por supuesto, la pérdida de calcio en los huesos genera que estos se debiliten, volviéndose mucho más quebradizos. Cuanto menos calcio tienen los huesos disponible, más porosos se vuelven, lo cual redunda, por supuesto, en que también sean mucho más quebradizos.

En la actualidad se piensa que aun una o dos latas de gaseosa por día durante la conformación de la estructura ósea puede tener efectos muy indeseados cuando el sujeto llega a la adultez. El daño que se hace, además, durante este periodo no puede luego subsanarse.

Por supuesto, esto no quiere decir que los adultos estén a salvo. Para ellos también puede ser dañino el consumo de bebidas gaseosas en forma indiscriminada. Simplemente no son el grupo que se encuentra en mayor peligro de sufrir daños por causa de ellas.

Cuando los años pasan

Con esta información que tenemos, entonces, solo nos queda cuestionarnos qué efectos puede tener nuestra forma de alimentarnos y, en especial, la forma en que alimentamos a nuestros hijos, en nuestro futuro.

Parece ser que para aquellos que pasan todo el día tomando bebidas gaseosas un futuro de obesidad, huesos rotos y osteoporosis es prácticamente inevitable. Deberíamos analizar esto y actuar en consecuencia, especialmente protegiendo a nuestros hijos, ya que probablemente no lo harán por sí mismos.

Este riesgo está aceptado inclusive por las mismas empresas que producen bebidas gaseosas

Los estudios que se han realizado demuestran que la superabundancia de ácido fosfórico puede vaciar completamente de calcio a los huesos

Al 60% de los chicos le gustaría que fueran las mujeres quienes tomaran la iniciativa (encuesta de AXE).
Respecto al método de conquista, el 43% cree que la conversación es el más efectivo, aunque el chat (10%) y el SMS (8%) comienzan a hacerse valer entre los jóvenes.

 

Casi todos los bebés pasan por un período en el que son quisquillosos. Cuando el llanto dura más de tres horas y no es causado por ningún problema médico (como una hernia o una infección) se le llama cólico. Este fenómeno se presenta en casi todos los bebés y lo único que lo diferencia es el grado.

El niño con cólico tiende a estar inusualmente sensible a la estimulación. Algunos bebés experimentan una incomodidad mayor por los gases intestinales, algunos lloran de hambre, otros por comer demasiado. Algunos niños que están siendo amamantados no toleran algunos alimentos en la dieta de la madre.

El cólico usualmente afecta a los bebés inicialmente durante la tercera semana de vida llegando a su máximo en alguna parte entre la cuarta y la sexta semana.

¿Como saber que tiene un colico?

Cuando tiene un cólico las piernas se doblan sobre el abdomen, el vientre se distiende y las manos se cierran en puños. El episodio puede durar de varios minutos a horas y generalmente termina cuando el bebé cae exhausto o cuando defeca o pasa el gas.

Algunas causas:

  • Comidas: si la persona está amamantando, debe evitar estimulantes como la cafeína y el chocolate. Se debe intentar eliminar los productos lácteos y las nueces por algunas semanas, ya que pueden estar causando una reacción alérgica en el bebé. Otras comidas también pueden irritar al bebé.
  •  Preparado para biberón: cambiarlo NO es de ayuda para la mayoría de los bebés, pero es importante para algunos.
  •  Medicinas: algunos medicamentos que la madre esté tomando pueden también provocar el llanto.
  •  Alimentación: si la alimentación con biberón toma menos de 20 minutos, es posible que se deba a que los orificios del biberón son demasiado grandes. Se debe evitar la alimentación en exceso o demasiado rápida.

Algunos procedimientos reconfortantes en caso de cólicos:

Para cada niño funciona algo diferente. Algunos prefieren que se los envuelva en una cobija caliente y otros prefieren estar libres. Se deben intentar diferentes recursos y poner atención a lo que aparentemente funciona aunque sea solo un poquito.

  • Cargar a un niño es una de las medidas más efectivas.
  • Cuando los bebés lloran, tragan más aire, creando más gas y tal vez más dolor abdominal lo que causa más llanto. Mecerlos suavemente puede ser un buen calmante
  • Cantarle canciones de cuna a los bebés puede ser muy reconfortante. De hecho, no es una coincidencia que las canciones de cuna existan en casi todas las culturas.
  • Cargar a un bebé en posición vertical puede ayudar, ya que ayuda al movimiento de los gases y disminuye la acidez. Asimismo, una toalla caliente o una botella con agua caliente en el abdomen puede ser de ayuda.
  •  Algunos bebés están felices únicamente cuando están chupando algo. Un chupete puede ser como bajado del cielo en estos casos.

 

Causas, incidencia y factores de riesgo

Los cólicos usualmente comienzan al final de un largo día cuando el bebé tiene justo la edad en que la falta de sueño de los padres ha empezado a arraigarse. El bebé deja de ser ese bebé maravilloso, callado, pacífico y comienza a gritar todas las noches. No es de extrañarse que los padres estén frustrados, desanimados y deprimidos.

El niño con cólico tiende a estar inusualmente sensible a la estimulación. Algunos bebés experimentan una incomodidad mayor por los gases intestinales, algunos lloran de hambre, otros por comer demasiado. Algunos niños que están siendo amamantados no toleran algunos alimentos en la dieta de la madre. Algunos bebés alimentados con biberón no toleran las proteínas de la leche de fórmula. El miedo, la frustración o hasta la excitación pueden llevar a la molestia abdominal y el cólico. Cuando otras personas alrededor de ellos están preocupadas, ansiosas o deprimidas, los bebés pueden llorar más, lo que a la vez hace que aquellos a su alrededor estén aún más preocupados, ansiosos o deprimidos.

Aproximadamente el 20 por ciento de los bebés lloran lo suficiente como para encajar en la definición de cólico. El momento varía, pero el cólico usualmente afecta a los bebés inicialmente durante la tercera semana de vida llegando a su máximo en alguna parte entre la cuarta y la sexta semana.

¡El cólico no dura para siempre! Después de aproximadamente la sexta semana de vida, generalmente comienza a mejorar lento pero seguro y en general ha desaparecido para la duodécima semana de vida. Cuando el cólico todavía es fuerte a las doce semanas, es importante considerar otro diagnóstico (como reflujo).

Síntomas

El cólico frecuentemente, pero no siempre, se inicia a la misma hora cada día y para la mayoría de los bebés, los melindres más intensos son en las noches. El ataque inicia generalmente de una manera repentina. Las piernas se doblan sobre el abdomen, el vientre se distiende y las manos se cierran en puños. El episodio puede durar de varios minutos a horas y generalmente termina cuando el bebé cae exhausto o cuando defeca o pasa el gas.

A pesar del dolor abdominal obvio, los bebés que sufren de cólico comen y suben de peso normalmente.

Signos y exámenes

El cólico usualmente se diagnostica sobre la base de la descripción que da el padre del llanto. Un examen físico cuidadoso es importante para asegurarse de que el bebé no tenga una hernia, una intususcepción, un torniquete de pelo, un pelo en el ojo o algún otro problema médico que necesite atención. Si el diagnóstico no es claro, pueden ser necesarios más exámenes.

Tratamiento

Ayudar a un bebé con cólico es principalmente una cuestión de experimentación y observación. Lo mejor es cuando se puede identificar y eliminar un desencadenante. Aun si es difícil, se debe aprender cuáles son las medidas más reconfortantes para el bebé.

POSIBLES DESENCADENANTES

  • Comidas: si la persona está amamantando, debe evitar estimulantes como la cafeína y el chocolate. Se debe intentar eliminar los productos lácteos y las nueces por algunas semanas, ya que pueden estar causando una reacción alérgica en el bebé. Otras comidas también pueden irritar al bebé.
  • Preparado para biberón: cambiarlo NO es de ayuda para la mayoría de los bebés, pero es importante para algunos.
  • Medicinas: algunos medicamentos que la madre esté tomando pueden también provocar el llanto.
  • Alimentación: si la alimentación con biberón toma menos de 20 minutos, es posible que se deba a que los orificios del biberón son demasiado grandes. Se debe evitar la alimentación en exceso o demasiado rápida.

A menudo se escucha que las madres que están amamantando deben evitar el brócoli, la lechuga, las legumbres y otras comidas que producen gas. No obstante, no hay muchos indicios de que estas comidas sean un factor desencadenante.

CONSEJOS PARA RECONFORTAR AL BEBÉ

Para cada niño funciona algo diferente. Algunos prefieren que se los envuelva en una cobija caliente y otros prefieren estar libres. Se deben intentar diferentes recursos y poner atención a lo que aparentemente funciona aunque sea solo un poquito.

  • Cargar a un niño es una de las medidas más efectivas. Mientras más se les cargue, aun temprano en el día cuando no están quisquillosos, lo serán menos en la noche. Esto no malcriará al niño. Las mochilas portabebé pueden ser una gran ayuda para esto.
  • Cuando los bebés lloran, tragan más aire, creando más gas y tal vez más dolor abdominal lo que causa más llanto. Este círculo vicioso puede ser difícil de romper. Mecerlos suavemente puede ser un buen calmante; esto es directamente reconfortante y parece ayudarlos a pasar el gas. Cuando los padres se cansen, un columpio para bebés es una buena alternativa para los bebés de 3 semanas o más que tengan un buen control de la cabeza.
  • Cantarle canciones de cuna a los bebés puede ser muy reconfortante. De hecho, no es una coincidencia que las canciones de cuna existan en casi todas las culturas. 
  • Cargar a un bebé en posición vertical puede ayudar, ya que ayuda al movimiento de los gases y disminuye la acidez. Asimismo, una toalla caliente o una botella con agua caliente en el abdomen puede ser de ayuda. Algunos bebés prefieren estar acostados boca abajo, cuando están despiertos, mientras alguien les da un masaje en la espalda. La presión en el abdomen ayuda. (Para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante – SMSL-, no se debe poner a dormir a los bebés boca abajo).
  • Algunos bebés están felices únicamente cuando están chupando algo. Un chupete puede ser como bajado del cielo en estos casos.
  • La concentración de la leche materna cambia durante la lactancia. La “leche inicial” es abundante pero baja en calorías y grasa, y la “parte final” es mucho más rica. Algunas veces, se puede reducir el cólico permitiéndole al niño terminar el primer seno antes de ofrecerle el segundo. Si el bebé siempre parece estar incómodo o comer demasiado, entonces se le puede ofrecer solo un seno, tanto como quiera en un período de 2 a 3 horas. Así podrá darle al bebé más leche de la “parte final” que es más rica y en algunas ocasiones más calmante.
  • Algunos niños parecen estar mejor cuando se les da una vuelta en automóvil. Para estos bebés se puede intentar usar un dispositivo desarrollado por un Pediatra que imita el movimiento y sonido de un automóvil. Por otro lado, algunos niños mejoran con otras formas más baratas de producir ruidos suaves, como el motor de una aspiradora o el sonido de una lavadora de ropa o de platos.
  • Las gotas de simeticona, un agente que elimina la formación de espuma y reduce el gas intestinal puede ser de ayuda. El cuerpo no lo absorbe y, por lo tanto, es muy seguro. Algunos médicos prescriben medicamentos más fuertes para el cólico severo (pero esto debe hacerse únicamente después de un examen físico).

Darse un descanso es una buena idea. Cada uno de los padres puede hacerse cargo y relevar al otro. Tomarse ratos para uno mismo es una parte importante de la dinámica de la nueva familia. Se podrá dar más atención al bebé cuando se ha tenido una oportunidad de refrescarse.

Expectativas (pronóstico)

Los cólicos son una condición benigna que el niño supera a los tres o cuatro meses de edad.

Complicaciones

Por lo general, no hay complicación alguna.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe llamar al médico en caso de presentarse una situación preocupante. La consideración más importante es no hacer un diagnóstico equivocado de una enfermedad grave, concluyendo que se trata de un cólico. Si hay un cambio repentino en el patrón de llanto o de comportamiento o si el llanto va acompañado de fiebre, vómito fuerte, diarrea, heces sanguinolentas u otros síntomas o actividad anormales, se debe buscar asistencia médica inmediata.

Además, no se debe dudar en buscar ayuda inmediatamente si la persona se siente abrumada y teme que le vaya a causar daño al bebé.

Prevención

Un período de quisquillosidad o melindres es lo más probable sin importar todas las técnicas de prevención que se utilicen. No obstante, las buenas técnicas de alimentación (de acuerdo a los consejos de un experto en lactancia, si es apropiado), ayudar al bebé a eructar, y una identificación temprana de posibles alergias en la dieta del bebé o de la madre ayudarán a prevenir el cólico. Se recomienda ensayar técnicas para reconfortar  antes que se desarrolle el cólico para dentificar las necesidades y deseos del bebé, lo cual puede ayudar a evitar que la intensidad del período de quisquillosidad aumente

Recuerda que si los cólicos persisten es mejor acudir a colsulta a la CLINICA, LOS ESPERO. Hagamos todo lo posible porque nuestros niños sufran menos por un Cólico.

Suerte! DR. LUIS ALFREDO RUIZ/PEDIATRA


septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Blog Stats

  • 1,108,116 hits

Flickr Photos