Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

HERMANITO NUEVO EN CASA

Posted on: enero 22, 2009

viene-el-hermanito

 

¿Qué es lo que siente un chico cuando le dicen que un hermanito viene en camino? En un primer momento, suele generarse una sensación de excitación y alegría, aunque pronto se despiertan sentimientos de temor ante la inminente nueva presencia.

Específicamente, el niño teme que su nuevo hermanito reciba parte —o toda— la atención y el cariño que recibe de sus padres. Esa sensación de felicidad que experimenta al recibir todos los mimos de sus padres comienza a zozobrar.

Es fundamental instalar en el hermano mayor la idea de que su rol es importantísimo en la llegada del futuro hermanito. Este rol estará comprendido, principalmente, por la tarea de cuidado de su hermano o hermana menor.

Sin embargo, y a pesar de que el mensaje sea bien recibido por el chico, difícil será controlar los celos cuando el bebé haya llegado, y cuando sus necesidades ocupen gran parte de la atención de sus padres.

A continuación, En Plenitud te acerca cuatro formas de manejar los celos entre hermanos.

·         Pasa tiempo con los chicos

¿Estás en casa el tiempo suficiente? Si la respuesta es negativa, posiblemente los chicos se sientan privados de tu compañía, por lo que demandarán tu atención siempre que estés cerca de ellos.

Si inadvertidamente prestas más atención a un hermano que a otro, el menos favorecido podría sentirse angustiado. Sin embargo, si pasas con ellos el tiempo suficiente, no importará mucho si te ves obligada a prestar un poco más de atención a uno que a otro.

Ambos tendrán satisfechas sus necesidades de ti. Si trabajas, entonces sabrás que muchas veces no es posible pasar el tiempo necesario con los chicos. Simplemente es así.

Si éste es tu caso, podrías establecer ciertas reglas, como por ejemplo, hacer dormir a los chicos cada noche —acompañándolos, hablando, acariciándolos o leyéndoles un cuento—.

De esta manera, pasarás un momento de calidad con tus chicos. Recuerda que, siempre es más importante la calidad que la cantidad, y sobre todo cuando no puedes darles esa cantidad. 

·         No hagas comparaciones entre los hermanos

Ésta es una forma segura de evitar arranques de celos en los corazones de tus chicos. No sólo deberías evitar las comparaciones entre los hermanos, sino que también deberás evitar compararlos con otros chicos.

Supongamos que una madre hace la siguiente comparación entre hermanos al ver el boletín de calificaciones de uno de sus hijos: “¿Cómo es que te calificaron con un Bien cuando tu hermano consiguió un Excelente el año pasado?”.

Pongamos ahora que uno de los chicos contesta en forma inadecuada a algo que le dices, entonces lo reprimes diciendo: “¿Acaso escuchaste que tu hermano alguna vez me haya hablado así?”

Ambos son graves errores, capaces de desarrollar fuertes sentimientos de celos. 

·         No los obligues a hacer las mismas actividades

Tus hijos, Carlos y Gustavo, tienen intereses y cualidades únicos. Si Carlos no es tan bueno en la escuela como Gustavo, posiblemente sea un mejor cantante, bailarín o deportista.

Aprende a reconocer y apreciar los talentos individuales de tus hijos. No envíes a ambos a Karate sólo porque te resulta más conveniente.

Si uno de ellos muestra talento para las artes marciales y el otro siente más afinidad con el tenis, entonces será más conveniente que realicen sus actividades por separado.

Déjales elegir qué actividades quieren practicar y el peligro de riñas se reducirá considerablemente. 

·         Escucha ambas versiones de la historia

Si tus chicos están peleando, no saques conclusiones basándote en lo que te grita uno u otro mientras intentas separarlos. En primer lugar, escucha a uno de los niños, y luego al otro.

Esto les mostrará que valoras ambas opiniones. Procura simplemente ser justa. Los padres suelen ser más permisivos con su hijo menor, y esperan que el hijo mayor también tenga ciertas contemplaciones con su hermano.

“Carlitos, dale a Gustavo el juguete. Vamos, es tu hermano menor. Tú eres mayor y deberías entender”. Si bien tu hijo mayor tiene más años que el menor, también es un niño.

Si te comportas de este modo, no sólo estarás dañando su autoestima, sino que estarás consintiendo al menor, y condicionándolo a esperar siempre ser favorecido, por el simple hecho de haber nacido después.

Es algo normal para un chico querer competir con el otro. Si hay un sentimiento de competencia saludable, podría funcionar en beneficio del niño, a medida que lo impulsa a dar lo mejor de sí.

No obstante, si esta competencia es llevada a los extremos, los celos se pueden transformar en una emoción muy nociva, y pueden crear varios problemas psicológicos que perduren de por vida. Haz lo mejor para cortar de raíz toda clase de competencia nociva. 

Para preparar a tu primogénito para la llegada de su nuevo hermanito, te ofrecemos algunos consejos prácticos. Procura siempre usar el sentido común y lograrás evitarte unos cuantos dolores de cabeza. 

·         Genera excitación

Tu hijo deberá ser informado sobre el embarazo lo más rápido posible. Deja que tu hijo sienta tu panza y sepa que su nuevo hermanito o hermanita está allí.

Incluso podrías llevar a tu hijo cuando tengas que hacerte la ecografía, de modo que pueda ver la vida que se gesta en tu interior. Muéstrale fotos y libros para hacerle una idea de lo que vendrá. 

·         Regalo del cielo

Deja que tu hijo sepa que Dios le está enviando especialmente un regalo, y que tendrá que cuidar de éste con amor y dedicación. 

·         Decisiones

Involucra a tu hijo o hija en algunas decisiones relacionadas al bebé por venir o recién nacido. Cuando vayas de compras, déjale elegir los pañales. Este tipo de actividades contribuirá a generar un estado de excitación en el primogénito. 

·         Atención

Cuando el nuevo integrante de la familia haya llegado, sé aún más atenta con tu primer hijo. El recién nacido recibirá la atención de todos tus parientes y amigos, y tú podrás dedicarte a no descuidar al primogénito.

A menos que el recién llegado requiera de algún cuidado o atención especial —más allá de los habituales en los bebés—, procura pasar tanto tiempo como te sea posible con su hermanito mayor. 

·         No interfieras

Aunque tu corazón podría acelerarse si ves al primogénito tratar en forma ruda al recién nacido, procura no intervenir demasiado —a no ser que sea absolutamente necesario—. 

·         Responsabilidad

Deja que tu hijo se sienta importante otorgándole algún tipo de responsabilidad. Por ejemplo, si tienes que salir de la habitación, dile a tu hijo mayor que cuide a su hermanito hasta que vuelvas. 

·         Importancia

Cuando estén jugando con el bebé, mantente cerca de tu hijo mayor, supervisándolo y recordándole el rol de protector del hermano mayor.

Ten una foto de tu primogénito cerca de la cuna del recién nacido que diga “hermano mayor”. O, mejor aún, deja que tu hijo mayor elija su propia foto, y que escriba en ella “hermano mayor”, y que la ubique junto a la cuna de su hermano menor

 

 

352184320_e3ba4cded0

CONSEJOS SOBRE LOS CELOS ENTRE HERMANOS

Para evitar que tu hijo se convierta en un príncipe destronado, te ofrecemos algunas sugerencias y actitudes más que necesarias que debes adoptar:

• Prepárale de antemano para el acontecimiento.

• Es el momento de hablar con él para que el niño exprese emociones y puedas contestar a sus preguntas.

• Enséñale fotos de cuando él era pequeño y de lo felices que eran esperando su llegada. Háblale de los preparativos y, sobre todo, cuéntale historias. Es algo que les encanta.

• Si has realizado cambios en el dormitorio, procura prepararlos con él. Pregúntale qué le parecen y cómo quiere poner la habitación.

• Cuando llegue el momento de ir al hospital, intenta que permanezca con alguna persona en la que confíe y con la que tenga especial relación.

• Si la ausencia va a ser larga, llámale por teléfono y dile cuánto lo echas de menos y las ganas que tenéis de verlo.

• Cuando llegues a casa con el nuevo hermano, procura no entrar con el niño en brazos, dáselo a otro familiar y entra con los brazos abiertos para abrazarlo a él o ella.

• Es aconsejable llegar con un regalo para él.

• No modifiques las rutinas de forma brusca, dale tiempo para que se acostumbre a tanto cambio.

• Preséntale al nuevo hermano y dile lo importante que es para ti tenerlo cerca y que te ayude con todo. Dile que él es el responsable de cuidarlo y que lo necesitas para ello. Se sentirá más útil y algo aliviado.

• Hazlo participe de todas las nuevas experiencias que tengan relación con el hermano: el baño, la comida, las pachitas (biberones), la ropa. Repítele muy a menudo lo contenta que estás por su ayuda y que sin él sería imposible hacerlo toda tan bien.

• Cuando experimentes cambios físicos y emocionales, no le regañes, háblale con cariño, aunque de forma contundente, y trata de aplicar su angustia inicial.

• Procura no  mostrar excesivo interés por el nuevo hijo delante de él, ni dedicarle muestras de cariño en su presencia. Si lo haces, sé equitativa y dale a él su parte de besos y cariños. En estos momentos de crisis, lleva la cuenta de todo.

• Emplea tiempo y mucha paciencia en estos consejos, el niño lo está pasando mal y tú puedes hacer que este sentimiento de dolor se haga más liviano. Además, en contra de lo que se piensa, a pesar del sufrimiento invertido, los celos facilitan su desarrollo cognitivo y socio emocional. Estos sentimientos entran a formar parte de una etapa normal e incluso necesaria en el desarrollo evolutivo, de manera que le ayuda en su proceso madurativo.

·        Procura que cuando asistas a tu primera cita con el Pediatra, él te acompaña. Es increíble lo curiosos y se percatan de todo. Para mi es fabuloso escuchar a los pequeños haciendo comentarios o dando consejos al bebe, como: YO PASE POR LO MISMO, NO LLORES CON LA VACUNA, ES POR TU BIEN VERDAD DR. RUIZ?, POR QUE HACE ESTO O AQUELLO?

·        Hazle saber, si tú tienes hermanos, cuan importantes fueron y son en tu vida.

·        No es aconsejable cambiar de manera de ser con el hermano mayor. No te aconsejo que le digas: AHORA ERES EL MAYOR, y agarrarte de esto para querer que sea responsable. El sigue siendo el mismo del día que te fuiste al hospital a la aventura de ser nuevamente madre.

 

NO OLVIDES QUE LOS CELOS SON NORMALES EN EL SER HUMANO, PERO UN NIÑO VE LAS COSAS DIFERENTE A UN ADULTO.

 

SUERTE CON TU NUEVO BEBE Y EL HERMANITO MAYOR.

 

Anuncios

2 comentarios to "HERMANITO NUEVO EN CASA"

Muchas gracias Doctor por el artículo sobre el Hermanito nuevo pues hay muchos consejos que me serán de utilidad. Mi beba tiene 3 meses ahora pero sigue el proceso de mi nene de casi 5 años.

Muchas Gracias querido pediatra, porque siempre nos tienes al día con información muy importante te queremos mucho. José Carlos ( 9 años) María Emilia (9 años) y Sarita (7 años) Tu eres especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Blog Stats

  • 1,089,820 hits

Flickr Photos

Macro Monday 2017-04-20 (5D_32A6865)

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: