Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

Archive for julio 2012

Se define al
estreñimiento ya sea
como disminución en
la frecuencia de las
deposiciones o deposiciones
dolorosas. Los
niños entre 1 y 4 años
de edad generalmente
defecan entre 1 y 2
veces al día, y más del
90% defeca como
mínimo pasando un
día. Cuando un niño
está estreñido por un tiempo prolongado puede
comenzar a ensuciar su ropa interior. El término médico
utilizado para describir este síntoma que ocurre en niños
con estreñimiento crónico es encopresis.
El estreñimiento es muy común en niños de toda edad.
Del total de visitas pediátricas, el 3% está relacionado
de alguna manera con esta dolencia.
Al menos el 25% de visitas al gastroenterólogo pediátrico
se debe a problemas de estreñimiento. Millones de
recetas se extienden por año para administrar laxantes y
ablandadores de heces fecales.
En algunos niños, el esfuerzo y las dificultades para
defecar (usualmente con heces fecales blandas) pueden
deberse simplemente a un sistema inmaduro, con
músculos rectales que no se relajan en el momento
preciso. Debe recordarse que algunos niños saludables
a los que se amamanta pueden pasar varios días sin
defecar. Posteriormente, el estreñimiento puede
comenzar cuando la dieta del niño no incluye suficiente
fibra o líquidos.
Cuando el niño ha estado estreñido por más de unos
pocos días, las heces retenidas pueden llenar el
intestino grueso (colon) y provocar su distensión. Un
colon distendido en exceso no puede funcionar
adecuadamente. Por lo tanto, retiene más heces
fecales. Entonces, eliminar una gran masa de heces
endurecidas pasa a ser una experiencia dolorosa para el
niño, que naturalmente evita ir al baño (comportamiento
retentivo).
En los niños, el estreñimiento puede comenzar cuando
hay cambios en la dieta, durante el periodo de
entrenamiento para el uso del inodoro, después de un
viaje o después de una enfermedad viral. Los niños más
grandes pueden comenzar a retener cuando necesitan ir
al baño porque temen utilizar el inodoro fuera de casa.
La escuela o los campamentos de verano, con
instalaciones que no son lo suficientemente limpias o
privadas, son las causa más comúnes de retención en
este grupo de edad.
l Si su niño tiene deposiciones pequeñas o duras que
salen con dificultad
l Si su niño consistentemente pasa días sin tener
deposiciones normales
l Si su niño tiene deposiciones dolorosas y de gran
tamaño
l Otros síntomas que pueden acompañar al
estreñimiento son dolores de estómago, falta de
apetito e irritabilidad.
En la mayoría de los casos no se requieren exámenes
previos al tratamiento del estreñimiento. Sin embargo
algunas veces, dependiendo de la severidad del
problema, su doctor puede ordenar radiografías u otros
exámenes para aclarar la situación.
El tratamiento del estreñimiento varía de acuerdo al
origen del problema y la edad y personalidad del niño.
Algunos niños requieren solamente cambios en la dieta,
tales como un aumento en la fibra, fruta fresca o la
cantidad de agua que toman diariamente.
Otros pacientes requieren medicaciones tales como
ablandadores de heces fecales y en algunos casos laxantes.
Los ablandadores de heces no forman hábito y
pueden ser tomados por periodos prolongados sin
efectos secundarios preocupantes.
Unos pocos niños pueden requerir una “limpieza” inicial
para ayudar a vaciar el colon de una gran cantidad de
materia fecal. Esto generalmente se realiza mediante el
uso de laxantes por boca, o incluso supositorios o
enemas durante un periodo breve.
A menudo es útil comenzar una rutina de entrenamiento
para defecar en la que el niño se sienta en el inodoro de
5 a 10 minutos después de cada comida o antes del
baño. Es importante cumplir con esta rutina
consistentemente para fomentar buenos hábitos de
comportamiento.
Para mayor información, o para localizar a un gastroenterólogo
pediátrico en su área, por favor visite nuestro sitio en la

Anuncios

julio 2012
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Blog Stats

  • 1,123,695 hits

Flickr Photos