Pediatra En Casa DR. LUIS RUIZ PEDIATRA Guatemala

Archive for the ‘ADOLESCENCIA’ Category

 

 

Estos días, las drogas están por todas partes y a veces parece que todo el mundo las usa. Muchos jóvenes están tentados por el entusiasmo y la evasión que las drogas parecen ofrecer. Pero obtener información puede ayudarte a ver la realidad de las drogas y ayudarte a alejarte de ellas. Sigue leyendo para aprender más.

La verdad sobre las drogas

Gracias a la investigación médica y farmacéutica, hay miles de drogas (fármacos) que ayudan a la gente. Los antibióticos y las vacunas han revolucionado el tratamiento de las infecciones. Hay medicamentos que disminuyen la presión arterial, tratan la diabetes y reducen el rechazo del cuerpo a órganos transplantados. Los medicamentos pueden curar, retrasar o prevenir enfermedades, ayudándonos a llevar una vida más feliz y saludable. Pero también existen muchas drogas ilegales y nocivas que algunas personas toman para que les ayuden a sentirse bien o divertirse.

¿Cómo actúan las drogas? Las drogas son sustancias o compuestos químicos que alteran la forma en que nuestro cuerpo trabaja. Cuando las haces entrar en tu organismo (a menudo tragándotelas o inyectándotelas), encuentran su camino al torrente sanguíneo y desde allí son transportadas a otras partes de tu cuerpo, como el cerebro. En el cerebro, las drogas pueden intensificar o entorpecer tus sentidos, alterar tu sentido de alerta y a veces disminuir el dolor físico. Una droga puede ser beneficiosa o nociva. Los efectos de las drogas pueden variar según la clase de droga administrada, la cantidad que se toma, con cuánta frecuencia se utiliza, con cuánta rapidez llega al cerebro y qué otras drogas, alimentos o sustancias se toman a la vez.

Muchas sustancias pueden ser nocivas para tu cuerpo y tu cerebro. Beber alcohol, fumar tabaco, tomar drogas ilegales e inhalar pegamento puede causar daños graves en tu organismo. Algunas drogas alteran seriamente la capacidad de la persona para tomar decisiones y elegir cosas saludables. Los jóvenes que beben, por ejemplo, son más propensos a participar en situaciones peligrosas, como conducir bajo la influencia del alcohol o mantener relaciones sexuales sin protección.

Y al igual que hay muchas drogas disponibles, hay muchas razones por las que probar drogas o empezar a consumirlas. Algunos adolescentes las toman sólo por el placer que creen puede producir. Es posible que a la larga alguien intentará convencerles de que las drogas pueden hacerles sentir bien o que puedan divertirse más si las toman.

Algunos jóvenes creen que las drogas les ayudarán a pensar mejor, a ser más populares, a mantenerse más activos o a ser mejores atletas. Otros simplemente sienten curiosidad y creen que probarlas no les hará daño. Otros quieren encajar en un grupo. Muchos jóvenes consumen drogas para ganarse la atención de sus padres o porque creen que las drogas les ayudarán a escapar de sus problemas. Pero la verdad es que las drogas no solucionan los problemas. Simplemente ocultan los sentimientos y los problemas. Cuando desaparecen los efectos de las drogas, permanecen los sentimientos y los problemas -o empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona.

¿Cuáles son las drogas comunes que consumen los jóvenes?

Alcohol

El alcohol, la droga más antigua y de mayor consumo en el mundo, es un depresivo que altera las percepciones, las emociones y los sentidos.

Cómo se consume: El alcohol es un líquido que se bebe.

Efectos y riesgos:

  • El alcohol actúa primero como estimulante y luego hace que la persona se sienta relajada y somnolienta.
  • Las dosis altas de alcohol afectan gravemente al juicio y la coordinación de las personas. Los bebedores pueden hablar de forma más lenta y sufrir confusión, depresión, pérdida de la memoria a corto plazo y tiempos de reacción lenta.
  • Los grandes volúmenes de alcohol bebido en un breve periodo de tiempo pueden ocasionar una intoxicación etílica.

Adicción: Los jóvenes que consumen alcohol se pueden volver psicológicamente dependientes de la bebida para sentirse bien, enfrentarse a la vida o controlar el estrés. Además, su cuerpo podría exigir cada vez más cantidad de alcohol para lograr el mismo tipo de experiencia de euforia que al principio. Algunos jóvenes también corren el riesgo de desarrollar adicción física al alcohol. La abstinencia puede ser dolorosa e incluso suponer un riesgo para la vida. Los síntomas van desde temblores, sudoración, náuseas, ansiedad y depresión hasta alucinaciones, fiebre y convulsiones.

Anfetaminas

Las anfetaminas son estimulantes que aceleran las funciones del cerebro y del cuerpo. Su presentación es en píldoras o tabletas. Las pastillas para dietas de venta bajo receta también están incluidas en esta categoría.

Nombres comunes: speed, anfetas, pastillas, meta

Cómo se consumen: Las anfetaminas se ingieren, inhalan o inyectan.

Efectos y riesgos:

  • Tanto si se ingieren como si se inhalan, estas drogas tienen un efecto rápido, haciéndoles sentir más poderosos, alertas y energéticos.
  • Estas drogas aumentan la frecuencia cardiaca, la respiración y la presión arterial y también pueden provocar sudoración, temblores, dolores de cabeza, insomnio y visión borrosa.
  • El uso prolongado puede causar alucinaciones y paranoia intensa.

Adicción: Las anfetaminas crean una adicción psicológica. Los consumidores que dejan de usarlas informan que experimentan diversos problemas de estados de ánimo como agresión y ansiedad y ansias por tomar las drogas.

Cocaína y crack

La cocaína es un polvo cristalino blanco fabricado a partir de hojas secas de la planta de coca. El crack, que recibe su nombre por el ruido que produce al calentarse, se hace a partir de la cocaína. Luce como bolitas blancas o color habano.

Nombres comunes: Coca, nieve, polvo, blanca

Nombres comunes: cocaína “crack” o cocinada

Cómo se consume: La cocaína se inhala por la nariz o se inyecta. El crack se fuma.

Efectos y riesgos:

  • La cocaína remece el sistema nervioso central, proporcionando a los que la consumen una sensación intensa y rápida de poder y energía. El efecto estimulante tras inhalarla dura entre 15 y 30 minutos; al fumarla, el efecto dura entre 5 y 10 minutos.
  • La cocaína eleva también la frecuencia cardiaca, aumenta la respiración, la presión arterial y la temperatura corporal.
  • Inyectarte cocaína puede hacer que te contagies de hepatitis o SIDA si compartes agujas con otros adictos. Inhalarla también puede hacer que se forme un orificio en el revestimiento interno de la nariz.
  • Los que consumen cocaína y crack por primera vez – aún los adolescentes – pueden sufrir ataques cardiacos fatales o experimentar insuficiencia respiratoria. El uso de cualquiera de estas drogas, incluso una vez, puede matarte.

Adicción: Estas drogas son altamente adictivas y como resultado, la droga y no quien la usa, es quien manda. Incluso después de consumirla, la cocaína y el crack pueden crear ansias físicas y psicológicas que hacen muy difícil que se puedan dejar de consumir.

Depresores

Los depresores, como los tranquilizantes y los barbitúricos, calman los nervios y relajan los músculos. Están disponibles legalmente con receta (como el Valium y el Xanax) y vienen en cápsulas o comprimidos con colores brillantes.

Nombres comunes: depresores, pastillas para dormir

Cómo se consumen: Los depresores se ingieren.

Efectos y riesgos:

  • Cuando se utilizan del modo que ha indicado el médico y se toman en la dosis correcta, los depresores pueden ayudar a una persona a sentirse calma y a reducir sus sentimientos de ira.
  • Las dosis más elevadas pueden causar confusión, dificultad para hablar, falta de coordinación y temblores.
  • Las dosis muy grandes pueden causar insuficiencia respiratoria y causar la muerte.
  • Los depresores no deberían mezclarse nunca con alcohol -esta combinación aumenta en gran medida el riesgo de sobredosis y muerte.

Adicción: Los depresores pueden causar tanto dependencia física como psicológica.

Éxtasis (MDMA)

Esta es una de las más recientes drogas de moda creadas ilegalmente por químicos clandestinos. Tiene el aspecto de polvo blanco, pastillas o cápsulas. El éxtasis es una droga popular entre adolescentes en las discotecas porque es fácil de obtener en fiestas “rave”, discotecas y conciertos.

Nombres comunes: XTC, X, Adam, E

Cómo se consume: El éxtasis se ingiere y a veces se inhala.

Efectos y riesgos:

  • Esta droga combina un alucinógeno con un efecto estimulante, haciendo que todas las emociones, tanto negativas como positivas, sean mucho más intensas.
  • Los que lo consumen notan una especie de hormigueo en la piel y una mayor frecuencia cardiaca.
  • También puede causar sequedad en la boca, calambres, visión borrosa, escalofríos, sudoración y náuseas.
  • Muchos consumidores dicen también que sufren depresión, paranoia, ansiedad y confusión.

Adicción: Aunque se desconoce la adicción física del éxtasis, los jóvenes que la consumen se pueden volver psicológicamente dependientes de esta droga para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

GHB

GHB, por las siglas del gamahidroxibutirato, a menudo se fabrica en laboratorios en sótanos caseros, usualmente como un líquido inodoro e incoloro. Su popularidad en clubes de baile y “raves” ha aumentado y para algunos adolescentes y adultos jóvenes es una alternativa popular del éxtasis. El número de personas que llegan a las salas de urgencias debido a los efectos secundarios del GHB está aumentando rápidamente en los Estados Unidos. Y según la U.S. Drug Enforcement Agency – DEA (Administración para el Control de Drogas de los EE.UU.) desde 1995 el GHB ha matado a más consumidores de drogas que el éxtasis.

Nombres comunes: éxtasis líquido, G, “Georgia Home Boy”

Cómo se consume: El GHB se bebe cuando está en forma líquida o en polvo (mezclado con agua), y se ingiere cuando está en tabletas.

Efectos y riesgos:

  • El GHB es una droga depresiva que puede causar efectos eufóricos (estimulación) y alucinógenos.
  • La droga tiene varios efectos secundarios peligrosos, incluso náusea intensa, problemas respiratorios, disminución de la frecuencia cardiaca, y convulsiones.
  • El GHB se ha usado para las violaciones que ocurren durante una cita, porque es incoloro e inodoro y se puede verter fácilmente en las bebidas.
  • En dosis altas, los consumidores pueden perder la conciencia en pocos minutos.
  • La sobredosis de GHB requiere atención de emergencia inmediata en un hospital. La sobredosis de GHB puede causar coma y paro respiratorio en el plazo de una hora, y causar la muerte.
  • El GHB (incluso en dosis bajas) mezclada con alcohol es muy peligroso – te puede matar aun si lo usas sólo una vez.

Adicción: Cuando a los consumidores se les pasa el efecto del GHB pueden presentar síntomas de abstinencia como el insomnio y la ansiedad. Los adolescentes también pueden volverse dependientes de la droga para sentirse bien, enfrentar la vida, o manejar el estrés.

Heroína

La heroína se produce a partir de la leche seca de la adormidera, que también se usa para crear la clase de medicamentos contra el dolor llamados narcóticos – como la codeína y la morfina. La heroína puede variar desde polvo blanco o marrón oscuro hasta una sustancia pegajosa y parecida al alquitrán.

Nombres comunes: Caballo, jaco, chino.

Cómo se consume: La heroína se inyecta, se fuma o se inhala (si es pura).

Efectos y riesgos:

  • La heroína te da una sensación inmediata de euforia, especialmente si se inyecta. Este viaje a veces va seguido de somnolencia, náuseas, calambres estomacales y vómitos.
  • Los usuarios sienten la necesidad de consumir más heroína tan pronto como sea posible para sentirse bien nuevamente.
  • A largo plazo, la heroína destroza el cuerpo. Está asociada con el estreñimiento crónico, piel seca y problemas respiratorios.
  • Los que se inyectan heroína sufren a menudo colapso de las venas y corren el riesgo de contraer infecciones letales como el VIH, hepatitis B ó C y la endocarditis bacteriana (inflamación del revestimiento del corazón) si comparten agujas con otros adictos.

Adicción: La heroína es extremadamente adictiva y es fácil sufrir una sobredosis (que puede provocar la muerte). La abstinencia es intensa y los síntomas incluyen insomnio, vómitos y dolor muscular.

Inhalantes

Los inhalantes son unas sustancias que son “esnifadas” o inhaladas para proporcionar a quien las consume un bienestar o estímulo inmediato. Entre estos se incluyen los pegamentos, los disolventes de pintura, los líquidos para limpieza en seco, los rotuladores o marcadores, los líquidos correctores, los fijadores en aerosol para el cabello, los desodorantes en aerosol y la pintura en aerosol.

Cómo se consume: Los inhalantes se inhalan directamente desde su envase original (“esnifándolos”), de una bolsa de plástico o poniéndose una tela empapada con inhalante en la boca.

Efectos y riesgos:

  • Te hacen sentir mareado y confundido, como si estuvieras borracho. Los que los consumen desde hace mucho tiempo sufren dolores de cabeza, hemorragias nasales y podrían perder la audición y el sentido del olfato.
  • Los inhalantes son las sustancias con mayor probabilidad de producir una reacción tóxica grave y la muerte. El uso de inhalantes, incluso una sola vez, podría matarte.

Adicción: Los inhalantes pueden ser muy adictivos. Los adolescentes que usan inhalantes se pueden volver psicológicamente dependiente de ellos para sentirse bien, enfrentarse a la vida y al estrés.

Ketamina

El clorhidrato de ketamina es un anestésico de acción rápida de uso legal en humanos (como sedante para cirugía menor) y animales. En dosis altas causa intoxicación y alucinaciones similares a las que causa el LSD.

Nombres comunes: K, K especial, Vitamina K, ácido estupendo, Valium del gato

Cómo se consume: En general, la ketamina se presenta en forma de polvo que se inhala. A menudo los usuarios lo inhalan junto con otras drogas como el éxtasis (esto se conoce como “kitty flipping”) o la cocaína o lo rocían sobre canutos de marihuana.

Efectos y riesgos:

  • Los usuarios pueden delirar, alucinar, o perder el sentido del tiempo y la realidad. El viaje – también llamado hoyo K – que resulta del uso de la ketamina dura hasta 2 horas.
  • Los usuarios pueden tener náuseas o vomitar, delirar, y tener dificultades para pensar o problemas de memoria.
  • A dosis más altas, la ketamina causa movimientos anormales, adormecimiento del cuerpo y respiración lenta.
  • la sobredosis de ketamina puede impedir que respires – y matarte.

Adicción: Los adolescentes que toman Ketamina pueden volverse psicológicamente dependientes del la misma para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

LSD

La dietilamida de ácido lisérgico o LSD (por sus iniciales en inglés) es un alucinógeno preparado en el laboratorio y un compuesto químico que altera el estado de ánimo. El LSD es inodoro, incoloro e insípido.

Nombres comunes: ácido, tripis

Cómo se consume: El LSD se lame o chupa de pequeños cuadrados de papel secante. Las cápsulas y su forma líquida se ingieren. Los cuadrados de papel que contienen ácido pueden estar decorados con personajes bonitos de dibujos animados o diseños coloridos.

Efectos y riesgos:

  • Las alucinaciones se producen entre los 30 y 90 minutos de usar el ácido. Los que lo toman afirman que se les agudizan y distorsionan los sentidos -ven colores o escuchan sonidos combinados con otras imágenes delirantes como paredes que se deshacen y la pérdida de la noción del tiempo. Pero los efectos son impredecibles, dependiendo de cuánto LSD se toma y quién lo consume.
  • Una vez que te lo tomas (experimentas “un viaje”), no puedes interrumpirlo hasta que la droga haya sido eliminada de tu cuerpo -¡en aproximadamente 12 horas o más!
  • Los viajes malos pueden causar ataques de pánico, confusión, depresión y alucinaciones aterradoras.
  • Los riesgos físicos incluyen insomnio, habla dificultosa, aumento de la frecuencia cardiaca y coma.
  • Los usuarios a menudo experimentan escenas retrospectivas (“flashbacks”) en las que sienten algunos de los efectos del LSD posteriormente, sin que hayan usado la droga nuevamente.

Adicción: Los adolescentes que toman LSD pueden volverse psicológicamente dependientes del él para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés.

Marihuana

La droga ilegal de mayor consumo en los Estados Unidos es la marihuana que se parece al perejil seco, verde, marrón o gris con tallo o semillas. Una forma más fuerte de marihuana es el hachís que luce como unas bolitas o tortitas marrones o negras. A menudo se dice que la marihuana es la droga que sirve de puerta de entrada a otras drogas porque su consumo frecuente a menudo lleva a consumir drogas más fuertes.

Nombres comunes: maría, hierba, canuto, caño, porro, pito.

Cómo se consume: La marihuana suele fumarse en un cigarrillo (también llamado porro), puro, pipa o pipa de agua. Algunas personas la mezclan con la comida o la preparan como si fuera té.

Efectos y riesgos:

  • La marihuana puede afectar el estado de ánimo y la coordinación. Los que la consumen pueden experimentar cambios de humor que oscilan entre estar muy excitado o feliz a estar adormilado o deprimido.
  • Eleva la frecuencia cardiaca y la presión arterial. A algunas personas se les enrojecen los ojos o tienen mucho sueño o tienen mucha hambre. La droga también puede causar paranoia o alucinaciones en algunas personas.
  • La marihuana tiene un efecto tan fuerte en los pulmones como los cigarrillos: los fumadores habituales tienen tos, respiración sibilante y resfriados frecuentes.

Adicción: Los jóvenes que consumen marihuana se pueden volver psicológicamente dependientes de ella para sentirse bien, enfrentarse a la vida o al estrés. Además, su cuerpo puede exigirles cada vez más marihuana para lograr el mismo tipo de experiencia estimulante que tuvieron al principio.

Metanfetamina

La metanfetamina es un estimulante poderoso.

Nombres comunes: meta, anfetas, cristal, tiza, fuego, vidrio, hielo

Cómo se consume: se puede ingerir, inhalar, inyectar, o fumar.

Efectos y riesgos:

  • La metanfetamina produce euforia en los usuarios, particularmente si se fuma o inyecta. Pero se puede desarrollar tolerancia rápidamente – y se tendrá que usar más meta durante periodos de tiempo más prolongados, resultando en falta de sueño, paranoia, y alucinaciones.
  • Los usuarios a veces tienen ideas delirantes intensas como creer que hay insectos caminando debajo de su piel.
  • El uso prolongado puede resultar en comportamiento violento y agresivo, psicosis y daño cerebral.

Adicción: la metanfetamina es altamente adictiva.

Nicotina

La nicotina es un estimulante muy adictivo que se encuentra en el tabaco. Este fármaco se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo cuando se fuma.

Cómo se consume: Típicamente la nicotina se fuma en cigarrillos o puros. Algunas personas se ponen una pizca de tabaco (el llamado tabaco de mascar o sin humo) en la boca y absorben la nicotina a través del revestimiento de la boca.

Efectos y riesgos:

  • Los efectos físicos incluyen latido cardiaco rápido, aumento de la presión arterial, falta de aliento y mayores probabilidades de sufrir resfriados y gripe.
  • Los consumidores de nicotina tienen mayor riesgo de enfermedad pulmonar y cardiaca. Los fumadores también tienen mal aliento y dientes amarillos. Los consumidores de tabaco de mascar podrían desarrollar cáncer de boca y de cuello.
  • Los síntomas de abstinencia pueden incluir ansiedad, malhumor, inquietud e insomnio.

Adicción: La nicotina es tan adictiva como la heroína o la cocaína, lo que la hace extremadamente difícil de dejar. Aquellas personas que empiezan a fumar antes de los 21 años son las que tienen más dificultades para dejar el hábito.

Rohipnol

El rohipnol es una droga de bajo costo cuya popularidad está aumentando. Puesto que a menudo viene en paquetes presellados con burbujas de PVC, muchos jóvenes creen que esta droga es segura.

Nombres comunes: primum, roche, la pastilla del olvido, droga usada para violaciones que se producen durante una cita

Cómo se consume: Se ingiere, a veces con alcohol o con otras drogas.

Efectos y riesgos:

  • El Rohipnol es un fármaco ansiolítico de venta con receta que es diez veces más potente que el Valium.
  • Puede hacer que la presión arterial caiga y puede causar pérdida de la memoria, somnolencia, mareos y malestar estomacal.
  • Aunque forma parte de la familia de los antidepresivos, hace que algunas personas estén sobreexcitadas o se comporten de manera muy agresiva.
  • El Rohipnol ha recibido mucha atención recientemente debido a su asociación con las violaciones que se producen durante una cita. Muchas chicas y mujeres jóvenes han sido violadas después de que alguien les puso rohipnol en sus bebidas.

Adicción: Los que consumen esta droga se pueden volver físicamente adictos al rohipnol, de modo que puede causar síntomas extremos de abstinencia cuando se deja de tomar.

 

Mayo 2008 |

Que los adolescentes son fácilmente impresionables todos lo sabemos. Pero como todos hemos sido adolescentes, también sabemos que necesitan orientación y… un poco de firmeza de parte de los padres. Los padres no deben entrar en pánico cuando descubren que sus hijos están cambiando. Es natural. Todos sabemos lo complicado que es descubrir cuál es nuestro lugar en el mundo; lo difícil que es conformarse con tantas cosas que no están bien… El choque de los ideales con la realidad puede ser muy duro, pero se supera. ¿Cómo lograr que ese “conformarse con la realidad” no termine en simple conformismo? ¿Cómo lograr un sano equilibrio entre los ideales y la realidad?

En primer lugar, haciendo ver a los hijos que todo lo bueno requiere tiempo; que los cambios no se logran de la noche a la mañana; que esa será su tarea de toda la vida. Habrá que enseñarles que la obra más importante que tienen que escribir es su propia vida; que no se extrañen si hay tachones, hojas en blanco e incoherencias. ¿Quién ha dicho que escribir una gran novela sea fácil? Pero la magnitud e importancia de la empresa es lo que le confiere su atractivo. ¿Qué obra escribiré con mi vida? ¿Un comedia? ¿Una novela insustancial? Cada día es una página escrita en la gran obra de mi vida. ¿Qué página escribí hoy?

Habrá que enseñar a los hijos adolescentes, dialogando con ellos, que el mejor camino para lograr los ideales por los que sueñan no necesariamente es el más rápido y el más fácil. Muchas veces, es justamente lo contrario: las cosas buenas de la vida cuestan, y se consiguen con paso del tiempo. “La paciencia todo lo alcanza”; “por la paciencia poseeréis vuestras almas”, han dicho los santos. Los padres tendrán que comprender que si de algo carecen los adolescentes es de paciencia. Es natural; les sucede como aquel pobre hombre que pedía a Dios: “Dios mío, dame paciencia, ¡pero dámela ya!”. Si un adolescente no tuviera prisa por ver logrados sus proyectos, algo extraño estaría pasando. En este caso, quienes deben tener paciencia son los padres.

En tercer lugar, habrá que hacer ver a los hijos adolescentes que la libertad se gana y se conquista. Todo joven quiere ser libre; tal vez sea ésa su más profunda aspiración. Pero se olvidan de que la libertad también hay que ganársela. Y la primera libertad que tienen que ganar es la de ser libres de sus ganas y de sus caprichos, de sus sentimientos e instintos. “A ser hombre se aprende”, dice el lema de un colegio. A ser libre, también. Ser libre no es poder hacer lo que me dé la gana. Eso es ser esclavo de las ganas. Los niños no son libres, precisamente porque son juguetes de sus deseos y apetencias del momento: no saben decirse que no, dominarse. No son dueños de sí mismos. Ésa es la más ardua tarea: la de llegar a ser señores de nosotros mismos. Y que no se dejen influenciar por cancioncitas… “Libre como el sol”, “libre como el mar”… ¿Se han molestado en pensar que ni el sol ni el mar son libres, que el sol tiene que salir todos los días y que las olas del dependen de la atracción de la luna? Habrá que enseñarles, también, a tener criterio propio.

Los adolescentes, por naturaleza, son extremistas: o perfectos, o muertos. No saben lidiar con el término medio, desprecian la imperfección. Si es un joven, “antes muerto que tener una gran barriga”; si es una jovencita, “antes me muero que tener una cara llena de cicatrices”. La mejor ayuda que se les puede dar es lograr que salgan un poco de sí mismos, que piensen en los demás. Dejarán de pensar en sus pequeños problemas cuando vean la magnitud de los problemas que otros afrontan con dignidad y sin quejarse tanto. 

Nadie ha dicho que educar adolescentes sea fácil. Pero el camino no es condescender; es empeñarse más en tener mano de hierro con guante de algodón.

¿Cuando debemos llevar los adolescentes al médico y con qué frecuencia?
Aunque para muchos jóvenes adolescentes y sus padres este es un tema desconocido, todo adolescente debiese acudir a un control médico, por pediatra o médico especialista en adolescencia, una vez al año.

Esta atención está destinada a promover su crecimiento y desarrollo saludable, a pesquisar conductas de riesgo (consumo de drogas, actividad sexual precoz o no protegida, etc.) y a diagnosticar en forma precoz problemas de crecimiento o de desarrollo puberal y enfermedades que pueden haber pasado desapercibidas.

Tiene como característica especial que en él se evalúa al adolescente no sólo en lo físico, sino también en lo psicológico y social. En general, el médico realiza una entrevista, un examen físico, exámenes de laboratorio para identificación de ciertas enfermedades e indicación de vacunas.

Además, tanto los adolescentes como sus padres reciben consejos en temas relevantes para esta edad: los jóvenes en nutrición, actividad física, prevención de accidentes, prevención de consumo de cigarrillo, alcohol y drogas y sexualidad, y los padres en cómo guiar a sus hijos en etapa de la vida.

Escuchar la opinión de un profesional de la medicina es una buena experiencia que al final es muy bien recibida y valorada tanto por los hijos adolescentes como por sus padres.

 

 

43 consejos para padres de adolescentes

1. Hable mucho menos y escúchele mucho

    más. No se sienta continuamente en la

    obligación de mostrar su desacuerdo.

2. Limite los sermones teóricos y los

    discursos sobre su juventud a uno por     año… si le resultan indispensables.

3. Sonría.

4. Procure buscar temas que no sean           demasiado conflictivos. Y no se preocupe: de éstos ya se encargará su hijo de sacarlos a debate.

5. No se escandalice por nada.

6. Cuéntele sus cosas aunque él no le pregunte. No le dé miedo expresarle que tiene lagunas (él ya se ha dado cuenta). Muéstrese tal como es.

7. Exíjale mucho en muy pocas cosas. Presente batalla sólo cuando se sienta con fuerzas de ganarla. No “se queme” cuando no sea estrictamente necesario.

8. No empiece nunca una conversación con él si no se siente realmente capaz de acabarla con serenidad, pase lo que pase, diga lo que diga.

9. Baje la guardia. Parece que en vez de estar sentado en su casa saboreando una “pizza” se encuentra en el corazón de Bosnia.

10. No le responda nunca: “porque sí”, ni “porque soy tu padre”, ni “mientras estés en esta casa”. Razone su orden, aunque él no lo acepte. Luego calle y aguante firme.

11. Conserve su estilo de vida sin imponérselo. No intente esforzarse demasiado -a menos que le apetezca, Claro- en estar al día en el vestido, vocabulario, maneras, etc. De hecho, para su hijo siempre será un carroza.

12. Hágale preguntas pertinentes sobre el porqué de sus ideas.

13. Muéstrele sin palabras, con el ejemplo, que está bastante seguro de lo que hace. Si se siente inseguro, no actúe.

14. Busque la ayuda de alguien de su confianza ajeno a la familia: un maestro, un sacerdote, un amigo, un compañero.

15. Facilite que la pandilla se reúna en casa, en vez de hacerlo en cualquier otro sitio. Fije sólo las condiciones de salud mental y física indispensables, haga que se cumplan y no moleste.

16. En vez de decirle “eres un mentiroso” dígale “has dicho una mentira”. No le ponga demasiadas etiquetas.

17. No le de casi ningún dinero. Amárrelo corto por ahí. Es la forma de darle lo mejor.

18. Consiga que se enfrente a sí mismo: escribiendo un diario, expresando sus ideas por escrito, razonando una protesta, etc…

19. No le amenace con castigos que no pueda cumplir. Procure que la falta y el castigo sean proporcionados. No castigue “en caliente”.

20. No le humille con insultos, castigos corporales (puede salir mal parado) o comentarios burlones.

21. Use un vocabulario directo. No se vaya por las ramas.

22. Olvide la ironía cuando hable con él de sus cosas. No sea cínico.

23. No pierda la calma ante sus impertinencias pero tampoco permita que falte al respeto de sus allegados.

24. No grite y no permita que él grite. Si grita, permita que él grite.

25. Deje de ser ingenuo: aunque los tiempos cambian y la moral se relaja, las conversaciones, imágenes, amigos, etc. que le perjudicaban a Ud. también le perjudican a él.

26. Dele responsabilidad de verdad.

27. Si no peligra su integridad -física, mental, espiritual- déjele hacer, aunque prevea que se la va a pegar.

28. En su presencia, no culpe al colegio o a los profesores.

29. No sea ni paternalista ni autoritarista.

30. Intente luchar por ser más coherente: procure no hacer nunca nada que vaya en contra de lo que ha expresado que son sus ideas.

31. No se pelee ni demuestre enfado con su mujer delante del chico.

32. Rectifique cuando se equivoque. No piense que perderá su prestigio (… ¿qué prestigio?).

33. Renueve el amor hacia su cónyuge.

34. Fórmese como padre de un adolescente.

35. Ni se le ocurra pensar que todo es culpa de usted. Seguro que ha cometido errores, pero piense que él tiene su libertad.

36. Vigile la televisión, la prensa, las revistas que entran en casa. Sea muy cuidadoso en este tema, aunque tenga que oír muchas protestas.

37. Practique las siguientes frases: “pues a lo mejor tienes razón”, “claro, no lo había pensado”, “esto que dices es cierto”, “acepto mi error”. Utilícelas siempre que el tema o la situación le permita renunciar a algo no demasiado importante.

38. Destierre el deseo de quedar bien ante otros matrimonios.

39. Procure convencerse de que ya no es un niño. No se contradiga diciéndole que ya es un adulto y, en cambio, siga tratándole como a un chiquillo.

40. Cada noche haga un examen de conciencia acerca de las cosas que ha hecho con respecto a su hijo. Saque propósitos concretos.

41. Aunque le cueste mucho esfuerzo porque prevea una reacción negativa, no renuncie a buscar una ocasión propicia para decide la verdad a su hijo.

42. Acuda al colegio donde estudia. Procure recabar la máxima información de sus profesores y tutor. Fijen objetivos comunes.

43. Hay un tipo de rebeldía sana y constructiva: la que va en contra de la mentira, la hipocresía, lo falso, lo deshonesto y 10 antinatural. Sea Vd. mismo rebelde, en este sentido.

 

BUENO ESTOS SON TAN SOLO UNOS CONSEJOS, NO OLVIDEN QUE SON USTEDES LOS QUE MEJOR CONOCEN A SU HIJO O HIJA.

RECUERDE QUE NO DEBEN PERDER LA AMISTAD Y CONFIANZA ENTRE AMBOS.

RECUERDE QUE SI CORRIGE A SU HIJO (A) CON GUANTES DE SEA, TENDRA QUE CURARLE LAS HERDIAS EN EL FUTURO.

DR. LUIS ALFREDO RUIZ

MEDICINA DEL ADOLESCENTE